Archivos de la categoría Aprendizaje

aprender es uno de los mayores tesoros que podemos tener

¿Quieres ser ric@?

¿Qué es ser ric@?

¿Quién es ric@?

Con el final de las fiestas navideñas reaparece la temida expresión “cuesta de enero” seguida muchas veces del “Ay! Ojalá fuera ric@”

He buscado la definición de ric@ en internet:

1 -adjetivo/nombre masculino y femenino   [persona] Que tiene mucho dinero o muchos bienes.

2- adjetivo [país] Que tiene muchos recursos y un buen nivel económico, en oposición a los países pobres

Si nos guiamos por la cantidad de dinero que poseen, muchos narcotraficantes son ricos, si nos guiamos por el ranking, comparados con Bill Gates, somos tod@s pobres…

Aún así la idea que la gente tiene en mente sobre el significado de ser ric@ es ganar mucho dinero y si puede ser… con la lotería.

Lo que pasa es que las estadísticas dicen que hay gente que tras ganar la lotería al tiempo deja de ser ric@ para convertirse en insolvente.

Una de las cosas que he aprendido últimamente es que primero hay que organizarse y aprender a ahorrar antes de ganar más dinero, no vaya a ser que ganemos mucho y por falta de estas aptitudes tal como se gana se gasta, creando nuevos hábitos innecesarios que nos pueden llevar al desastre.

Y otra es que tras varios estudios, se ha demostrado que la mayoría de la gente piensa que la verdadera riqueza no es la que se contabiliza en monedas o billetes.

Es cierto que el dinero influye en la felicidad si las personas no tienen cubiertas sus necesidades básicas.

Con la edad solemos aprender a aceptar nuestras fortalezas y debilidades, eso nos ayuda a liberarnos de una parte de frustración y ambición, y damos más importancia a las relaciones con los demás, uno de los elementos clave para la felicidad.

“Una de las creencias más arraigadas del viejo mundo que colea es que la abundancia es tener más que nadie, un lema radical que implica que el dinero tiene derecho a marcar las reglas de nuestra convivencia. Tendremos que aceptar, a la luz de lo que estamos aprendiendo acerca del bienestar físico y emocional de las personas, que el dinero por encima de un umbral medio ocupa un lugar modesto en nuestra felicidad y que su consecución no puede estar reñida con la consolidación de entornos educativos, afectivos y laborales que alimenten las necesidades humanas básicas de afecto, seguridad, creatividad y bienestar”. – Elsa Punset- “Una mochila para el universo”

Por otro lado, cuando estamos intensamente enamorad@s se activan las mismas áreas del cerebro que se activan cuando ganamos mucho dinero. Una alternativa muy creativa, ¿no te parece? 😉

Un abrazo,

Curiosidad femenina…¿inquietud o fisgoneo?

¿Qué eres… inquieta, curiosa o fisgona?

Algunos pensadores psicológicos, entre ellos Freud y Bettelheim, han interpretado algunos episodios del cuento de Barba Azul como castigos psicológicos a la curiosidad sexual femenina.

Al buscar en la red encuentro:

“En los comienzos de la psicología clásica, la curiosidad femenina tenía una connotación más bien negativa, mientras que los hombres que ponían de manifiesto esta misma característica eran calificados de investigadores, a las mujeres se las llamaba fisgonas.

El tema de la prohibición transgredida es históricamente recurrente, y aquí se conjuga por un lado con el de la habitación secreta o prohibida y por otro con el de la curiosidad “ilícita” de la mujer. En este sentido Barba Azul tiene antecedentes en la narrativa sobre Eva, Edith la mujer de Lot, Pandora, y Elsa la esposa de Lohengrin”.

En realidad creo que se niega la perspicacia, las corazonadas y las intuiciones femeninas y porque nuestro mundo interior en muchas ocasiones es complejo, rico, cambiante y sorprendente.

Así que he buscado algo de información sobre estas mujeres “curiosas e inquietas” y castigadas por ello:

Eva:

En el libro de Génesis, se relata que Dios mandó a Adán y su esposa Eva fructificar y multiplicarse, llenar la Tierra y gobernarla. Se relata que también les mandó comer de todos los árboles del huerto, excepto del árbol de la ciencia del bien y del mal, el cual estaba junto al árbol de la vida. Pero, leemos, que Eva fue engañada por la serpiente y vio “que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría”, por lo que ella comió del fruto prohibido y dio a su pareja, el cual comió también.

Edith, la mujer de Lot:

“…Huyó de Sodoma antes de su destrucción, avisado por ángeles de Yahveh. La mujer de Lot ―de nombre Edith― al darse la vuelta (desobedeciendo el mandato de Yahveh) se convirtió en estatua de sal, en castigo divino por su curiosidad, quedando ahí mientras el resto de su familia abandonaba el lugar.

Pandora:

“…Los poemas presentan de distinta forma la introducción de los males por Pandora.

En Trabajos y días, Hesíodo indica que los hombres habían vivido hasta entonces libres de fatigas y enfermedades. Pero Pandora abrió un ánfora que contenía todos los males (la expresión “caja de Pandora” en lugar de jarra o ánfora es una deformación renacentista) liberando todas las desgracias humanas. El ánfora se cerró justo antes de que la esperanza fuera liberada”.

Elsa, la esposa de Lohengrin:

“…En el día de su boda, Lohengrin le pidió a Elsa que le hiciera una extraña promesa, una promesa que debía cumplir pasase lo que pasase. Esta era que jamás debía preguntarle por su nombre (de hecho, la joven no lo sabía). A Elsa le pareció lo más justo, dado que su futuro marido le había otorgado la libertad, así que aceptó cumplir la promesa.

Pasaron años de felicidad para la pareja y de su relación nacieron tres hijos. Pero he aquí que Elsa empezó a preguntarse por el linaje de su marido; le entristecía pensar que sus hijos no pudieran llevar jamás su apellido. Un apellido que a lo mejor podría aportarles aún más linaje a la familia.

El fatídico día llegó y la promesa que jamás tuvo que romper se hizo añicos. Nada más salir la pregunta de sus labios, Lohengrin, con el rostro descompuesto abrazó tiernamente a su esposa, se despidió de ella sin decir palabra y abandonó el castillo para siempre…”

¿Tienes algo que añadir?

Un abrazo. 😉

Maestr@s en la vida


Para mí la definición de maestr@, ha tenido implícito el significado de una persona a la que seguir ya sea por su experiencia, su sabiduría, sus vivencias.

En definitiva, alguien que me inspira y me guía en mi camino.

Pensaba que encontraría alguna persona que englobara ese importante y relevante papel, y evidentemente… ¡todavía la estoy esperando! Tal y como bien leí en un libro, todos buscamos al maestr@ perfect@, y resulta que también son seres humanos, aunque sus enseñanzas puedan ser divinas, y claro…eso es algo que cuesta aceptar.

Fíjate esta reflexión: “El papel de maestr@ ha de provocar en el “discípulo” la valentía de desequilibrar su mundo, aunque también tenga dudas de las cosas que ya conoce, y por supuesto dude todavía más de lo que le reserva el próximo paso a seguir…inspirar para que de lo mejor de sí mism@ y descubra aquello que “ya sabe”.

A lo largo de los años, he sido inspirada por much@s expert@s, sin ser consciente de ello. Ahora entiendo que cada nueva persona, experiencia o ser vivo que me haya dado una lección de vida, ha ejercido de maestr@ para mí.

¿Has estado alguna vez cerca de una persona que te hace descubrir tu propia luz? ¿Esas personas que te estimulan a dar lo mejor de ti mism@?

Quizás hay personas que buscan “pastor@s”, para que les indican el camino a seguir. En mi opinión esto implica la pérdida de libertad, ya que con ello transfieren su responsabilidad a los demás.

¿Qué significa aprender? ¿Acumular conocimiento?¿O transformarlo en vida?

¿Aprender es acumular libros y trofeos en la estantería o deshacerse de todo lo que no sirve y seguir un camino más fácil?

Si alguien te pide que le enseñes algo, hazlo. No importa el motivo. Es tu función como maestr@ 😉

Fábula “La Gallina de los Huevos de Oro”

Una famosa fábula de Esopo, que nos indica que “la codicia es mala consejera y puede hacer tu fortuna pasajera”.

Érase una Gallina que ponía

un huevo de oro al dueño cada día.

Aun con tanta ganancia mal contento,

quiso el rico avariento

descubrir de una vez la mina de oro,

y hallar en menos tiempo más tesoro.

Matóla, abrióla el vientre de contado;

pero, después de haberla registrado,

¿qué sucedió? que muerta la Gallina,

perdió su huevo de oro y no halló la mina.

¡Cuántos hay que teniendo lo bastante

enriquecerse quieren al instante,

abrazando proyectos

a veces de tan rápidos efectos

que sólo en pocos meses,

cuando se contemplaban ya marqueses,

contando sus millones,

se vieron en la calle sin calzones.

 

Las fábulas de Esopo tienen su origen en la época arcaica y fueron adaptadas por autores como Félix María Samaniego en el XVIII.

Un abrazo.

¿La era del conocimiento?

O la era del conocimiento condicionado

El conocimiento es el estímulo más importante para saber cual es el potencial de la vida.

“Hoy en día ¿qué clases de conocimientos presentan al público los medios?. Sólo los necesarios para hacer que la gente salga a la calle a comprar una hamburguesa”. – John Hagechin-

Hamburguesas o Pokemons, hemos de discernir y filtrar toda la información que recibimos. Parece que todo sirve. Y el Dios “Google” considera que tiene la respuesta a todo lo que necesitamos saber. ¿Es así?

Uno de los mejores consejos que recuerdo es: “Encuentra a aquellos de quienes puedas aprender sabiduría y estudia sobre ello”.

La sabiduría viene tras convertir la experiencia en conocimiento.

¿Hemos dejado de mirar a través de nuestros ojos para mirar a través del objetivo del móvil?

“Estamos creando los efectos de la realidad todo el tiempo. Si tomamos información de una base de conocimientos pequeña, tendremos una realidad pequeña. Si la tomamos de una base de conocimientos grande, tendremos una realidad grande.”– Joe Dispenza-

Somos ignorantes no por falta de conocimientos, sino por no saber conocernos a nosotros@s mism@s.

La cultura del siglo XXI pasar por internet, lo que SI podemos y debemos hacer es aprender a percibir con sensatez toda la información que pasa por nuestras manos, y las de nuestr@s jóvenes.

Aprender a explorar, sondear, comparar y decidir.

No es complicado, es sentido común. 😉

Un abrazo.

 

 

Madre: una profesión

¿Crees que existe la madre perfecta?

He leído este texto y me ha hecho reflexionar mucho sobre la maternidad.

“A veces hay que dejar que una persona se vaya para que pueda crecer. Porque lo que los vuelve personas exitosas en la vida no es algo que tú hayas hecho por ellos, sino aquellas cosas que les hayas enseñado a hacer por sí mismos”.

¿Cómo se aprende a ser madre? ¿Donde están las referencias?

A mi me hubiese gustado enterarme antes del cambio y la revolución iba a suponer la maternidad para mi vida, para mi pareja, para mi trabajo, para mi cuerpo.

Como dice Lucia Etxebarria : La sociedad nos enseña a ser individualistas y narcisistas y un hijo nos obliga a ser responsables y altruistas. La sociedad nos impone como valores fundamentales la libertad, la juventud y la belleza. El nacimiento de un hijo supone estrías, michelines, cartucheras y adiós a las noches de marcha. La sociedad cree en el amor romántico, fusional e idealizado, pero la llegada de un hijo suele acabar con esto e impone un modelo de pareja que coopere, que colabore, una pareja cómplice, un compañero y no un príncipe azul.”

¿Y aquellas mujeres que no tienen una madre a la que emular?

Ser autodidacta obliga a aprender por el método “prueba-error-aprendizaje” (aunque no parece muy académico) si a eso le añades la constancia,… a veces puedes salir victoriosa de ello. 🙂

Lucia Etxebarria: “La madre española es a la vez cocinera, asistenta, chófer, animadora, consejera pedagógica, estilista y psicóloga. No es extraño que la gran mayoría estén siempre agotadas y con los nervios a flor de piel. Y, para colmo, la recompensa y el reconocimiento que las madres suelen recibir es nulo o escaso, sobre todo si son amas de casa”.

Hay días que no puedo evitar compararme con mi hija a su edad. Por supuesto no tiene nada que ver, recuerdo pasarme mis vacaciones, leyendo, jugando con mi hermana a muñecas, o viendo dibujos animados en la tv. Para nada lo que ella ya tiene o exige…Nintendo 3DS a todas horas, series de TV donde todos los adolescentes tienen de todo (ropa, móviles, tablets, por supuesto tv ultima generación…), cuando quieren y como quieren con el mínimo esfuerzo.

Los deberes del colegio, era algo que no nos debían pedir nuestros padres, formaba parte de nuestras “obligaciones ineludibles”, sin rechistar ni quejarnos. ¡Cualquiera llegaba al cole sin los deberes hechos!

Ahora la mayor ventaja de la que disponen los alumnos es la de una relación más estrecha con los profesores, y eso ayuda a una mayor libertad de expresión. Aunque por supuesto, hay quien lo traduce en libertad para faltar el respeto. 🙁

Este es un tema que cuido mucho en la relación con mi hija: la comunicación y el respeto. Tenemos una estrecha relación en la cual podemos contarnos cosas, sin temor a juzgarnos y que todo pueda ser discutido de una forma lo más democrática posible, aunque yo sea quien tiene la última palabra si es necesario ;).

Muchas veces he estado tentada de abandonar una supuesta confrontación por cansancio y porque no nos engañemos educar supone un esfuerzo y una energía muy grandes. Sobretodo si la mayor parte de esta se la queda uno de los progenitores, generalmente la madre.

Cada uno tiene su parte, por supuesto. Respeto el papel del padre en la educación de los hijos, aunque hemos de ser realistas, por mucho que se nos hable de la incorporación de los padres en el cuidado de los hijos, lo cierto es que en la mayoría de los casos el hombre delega en la mujer todo lo concerniente al hogar y a los hijos.

Y a ti…¿qué te funciona?

 

Un abrazo

 

 

Afrontar el final de una relación

El final de una relación

Una de las experiencias más complicadas y delicadas con las que me he encontrado.

El Dr Joe Dispenza explica en su libro:

“La mayoría de las relaciones se basan en lo que tenemos en común con los otros. Piensa lo siguiente: conoces a una persona y enseguida los dos comparáis vuestras vivencias, como si quisierais averiguar si vuestras redes neurales y vuestros recuerdos emocionales van en la misma línea.

Así que os podéis relacionar. Después se forma una relación basada en estados neuroquímicos del ser porque compartís las mismas experiencias, las mismas emociones.

Considera las emociones como energía en movimiento. Si compartís las mismas emociones, estáis compartiendo la misma energía. Los vínculos entre la gente son muy fuertes porque la energía de las emociones es la más poderosa de todas. Mientras ninguno de vosotros cambiéis, las cosas os irán bien.”

Me ha hecho comprender mucho sobre las relaciones y su ruptura, y reflexionando sobre ello es cierto que en mi vida, ha sucedido cuando un@ de l@s d@s ha cambiado profundamente, de tal forma que la otra persona no ha sabido aceptarlo, comprenderlo.

No es exclusivo de una relación de pareja, puede suceder con amistades. Esa amistad que se alimenta de quejas, críticas y victimismo, un círculo vicioso que un día abandonas y que genera el desconcierto alrededor… ya no eres la misma persona!!

Bajarse del tren no es fácil, porque te condicionan a ser “la misma persona de siempre” y exige mucha energía romper los lazos.

“Todos los encuentros con otras personas son experiencias y todas las experiencias son relaciones para siempre. Los Auténticos cierran el círculo de cada experiencia. No dejamos cabos sueltos como vosotros. Si te alejas con malos sentimientos en el corazón hacia otra persona y ese círculo no se cierra, se repetirá más adelante. No lo sufrirás una sola vez sino una y otra hasta que aprendas. Es bueno observar, aprender y almacenar la experiencia para ser más sabi@s. Es bueno dar las gracias, y alejarse en paz.”     –Marlo Morgan “Las Voces del Desierto”-

femina-final-relacion

Si lo has intentado todo y sigues sintiendo que sois adversari@s, abandona.

Según un proverbio budista “Debes cerrar el libro”. Lo mejor de la sabiduría consiste en desprenderse de las cosas, sabiendo a qué hay que poner fin, cuándo y cómo conviene hacerlo. De la manera de “cerrar el libro”, y de cómo abandones dependerá si la historia tendrá continuidad o no.

Me uno a la idea de la editora Harriet RubinCuando una persona pone fin a su vida, o a una relación, sin darle la oportunidad de madurar…eso es autodestrucción. Si te vas de un trabajo por los motivos equivocados (frustración o por humillación, no porque hayas dejado de ser útil), eso es autodestrucción. Romper una poesía que has escrito en lugar de corregirla, herir a alguien con un comentario acusador…son finales que no dejan que la historia tenga continuidad.

El poder de la despedida no reside en la destrucción mala sino en la buena. El final radical, el tipo de culminación que supone una decisión y un cierre: saber cuando acabar la relación con una pareja que no está a tu altura; poner fin a una relación laboral con un subordinado al que te cuesta mucho retener; acabar con un psicoanalista que parece no prestarte atención…son buenos finales. Con ellos llegan nuevos comienzos.”

Piensa que reconocer los límites a veces te produce mayor libertad. No hay mayor poder que tener la libertad de abandonar.

Si alguien te dio la espalda, si alguien lastimó tu corazón, si alguien te dejo para siempre, por supuesto que vas a estar triste y vas a sufrir, pero no hagas tu dolor eterno, ponle un final a la angustia y decide que hasta aquí llegó, y que ahora en adelante vas a sonreír, vas a sacudirte las malas energías, vas a buscar la alegría, el entusiasmo y todas las posibles razones para ser feliz.

Un abrazo

firma

 

La energía de las cosas

La importancia de la energía proyectada

“Porque existen innumerables cosas por encima de la comprensión humana, usamos constantemente términos simbólicos para representar conceptos que no podemos definir o comprender completamente”, Carl G. Jung – MAN AND HIS SIMBOLS -.

Los materiales tienen su propia energía, y el contacto con ellos, produce cambios en nuestra vibración personal y pueden ayudarnos en un momento determinado.

En consecuencia, si creamos algo con nuestras manos, proyectamos una energía en concreto en el objeto o cosa en cuestión.

Por eso, es importante poner conciencia que todo lo que adquirimos, compramos, aceptamos, recogemos que entra en nuestro hogar y en nuestras vidas tiene una energía ya adquirida.

Algunas figuras, imágenes y colores producen reacciones psicológicas que nos estimulan; a veces para bien, otras para mal.

 Hay personas que se sienten indefensas sin sus amuletos; y vivir pendiente de un objeto, puede provocar que, si lo pierde o se le rompe sienta que ha perdido “su protección” y que, en consecuencia, las energías negativas pueden afectarla.

Siempre podemos recurrir a rituales de “purificación” tal y como se viene haciendo desde la antigüedad

  • Limpieza de espacios con elementos naturales como la sal, ruda, salvia
  • Limpieza de la casa en general (anteriormente se hacía en primavera)
  • Baños en agua con sal

Es importante deshacernos de objetos, imágenes, ropa que nos influya de forma negativa en nuestro estado anímico y emocional. Y por otro lado, incluir en nuestra vida fotos, imágenes, creaciones que nos inspiren y eleven nuestra energía.

Y tu…¿Tienes algún tipo de “amuleto”? ¿Qué significa para ti?

Un abrazo

firma

Y aquí te dejo el enlace a mi reflexión en Youtube…