¿Quieres ser ric@?

¿Qué es ser ric@?

¿Quién es ric@?

Con el final de las fiestas navideñas reaparece la temida expresión “cuesta de enero” seguida muchas veces del “Ay! Ojalá fuera ric@”

He buscado la definición de ric@ en internet:

1 -adjetivo/nombre masculino y femenino   [persona] Que tiene mucho dinero o muchos bienes.

2- adjetivo [país] Que tiene muchos recursos y un buen nivel económico, en oposición a los países pobres

Si nos guiamos por la cantidad de dinero que poseen, muchos narcotraficantes son ricos, si nos guiamos por el ranking, comparados con Bill Gates, somos tod@s pobres…

Aún así la idea que la gente tiene en mente sobre el significado de ser ric@ es ganar mucho dinero y si puede ser… con la lotería.

Lo que pasa es que las estadísticas dicen que hay gente que tras ganar la lotería al tiempo deja de ser ric@ para convertirse en insolvente.

Una de las cosas que he aprendido últimamente es que primero hay que organizarse y aprender a ahorrar antes de ganar más dinero, no vaya a ser que ganemos mucho y por falta de estas aptitudes tal como se gana se gasta, creando nuevos hábitos innecesarios que nos pueden llevar al desastre.

Y otra es que tras varios estudios, se ha demostrado que la mayoría de la gente piensa que la verdadera riqueza no es la que se contabiliza en monedas o billetes.

Es cierto que el dinero influye en la felicidad si las personas no tienen cubiertas sus necesidades básicas.

Con la edad solemos aprender a aceptar nuestras fortalezas y debilidades, eso nos ayuda a liberarnos de una parte de frustración y ambición, y damos más importancia a las relaciones con los demás, uno de los elementos clave para la felicidad.

“Una de las creencias más arraigadas del viejo mundo que colea es que la abundancia es tener más que nadie, un lema radical que implica que el dinero tiene derecho a marcar las reglas de nuestra convivencia. Tendremos que aceptar, a la luz de lo que estamos aprendiendo acerca del bienestar físico y emocional de las personas, que el dinero por encima de un umbral medio ocupa un lugar modesto en nuestra felicidad y que su consecución no puede estar reñida con la consolidación de entornos educativos, afectivos y laborales que alimenten las necesidades humanas básicas de afecto, seguridad, creatividad y bienestar”. – Elsa Punset- “Una mochila para el universo”

Por otro lado, cuando estamos intensamente enamorad@s se activan las mismas áreas del cerebro que se activan cuando ganamos mucho dinero. Una alternativa muy creativa, ¿no te parece? 😉

Un abrazo,

Reflexiones sobre el año ya pasado

Un ejercicio de introspección.

Empiezo a percibir pequeñas señales que aumentan la sensación de que el cambio que llevo ya tiempo proyectando se ha convertido en parte integrada de mi ser, así que ahora me he propuesto nuevas metas.

Todavía creo firmemente en que la libertad está en la alegría de vivir, sentir paz interior y aceptar quién eres en realidad.

Me gusta la idea de seguir con la creación de un espacio para las reflexiones, para esas historias y vivencias que nos llenan de fortaleza y aliento de vida.

Me encanta hablar con la gente, ayudar en lo posible a que tengan vidas más plenas, me cautiva interpretar los descubrimientos de la ciencia y la biología en cuanto al cerebro humano y las emociones…me satisface sentirme como “conectora” en este mundo tan tecnológico.

Escuché en una conferencia al doctor Mario Alonso Puig que dijo que cada uno de nosotr@s tenemos que decidir si estamos dispuest@s a ser un nuevo Mandela en nuestro círculo de influencia, que el impacto en la sociedad lo generan personas totalmente comprometidas a influir, de la mejor manera posible, de la forma más positiva, con lo que tenemos y con lo que somos. Totalmente de acuerdo con él: ilusión y esperanza en la esencia del ser humano.

Me gusta escribir en el blog acerca de temas de superación personal, del amor y de la vida emocional, así como del apego, la ansiedad y de cómo salir adelante con ilusión en el día a día. Son deliberaciones sobre cualquier tema que crea que pueda ayudar y ofrecer mi apoyo, guía emocional y sentimental.

Busco ampliar conocimientos en toda su amplitud y en ocasiones la mejor forma es viajar para conocer nuevas culturas y formas de vida. Pude comprobarlo en mi reciente viaje a Japón, que supuso también un gran ejercicio de autoconocimiento.

Más como el tiempo físico además de valioso es limitado, estoy convencida de que en muchas ocasiones hay que trabajar de forma más profunda para moldear y transformar emociones y vivencias, por ello me sigo formando de forma profesional, ya que el dinero es energía de intercambio y en esta sociedad es necesaria para cubrir nuestras necesidades.

Doy la bienvenida a este nuevo año con un nuevo camino: las deliberaciones las voy a hacer de forma presencial y escribiré de forma más espaciada, compartiendo los nuevos aprendizajes.

¡Bienvenid@ a esta nueva etapa!

Un abrazo. 🙂

En estas fiestas que se acercan…

…al reflexionar, lo que viene a mi corazón es un profundo agradecimiento por todos los esfuerzos y apoyo para activar el corazón de la humanidad y con ello promover la paz y la armonía en estos tiempos de cambio e incertidumbre.

Al reunirnos con familiares y amig@s, recordemos que los pensamientos, actitudes y emociones de cada persona emiten ondas de energía.

Estos campos energéticos influyen en nuestras decisiones cotidianas, nuestras relaciones y nuestra salud.

Mantener la actitud de cuidado, bondad y compasión aumenta la vibración del campo energético colectivo, que crea armonía y conexión verdadera en nuestras interacciones. Esto es lo que somos en esencia.

Recordemos tomar unos minutos durante estas fiestas para enviar cariño y compasión a todas las personas de todo el mundo. 🙂

Gracias por permitirme ser parte de tu viaje de transformación. ¡Me gustaría desearte a ti y tus seres queridos unas felices fiestas!

Un abrazo.

Curiosidad femenina…¿inquietud o fisgoneo?

¿Qué eres… inquieta, curiosa o fisgona?

Algunos pensadores psicológicos, entre ellos Freud y Bettelheim, han interpretado algunos episodios del cuento de Barba Azul como castigos psicológicos a la curiosidad sexual femenina.

Al buscar en la red encuentro:

“En los comienzos de la psicología clásica, la curiosidad femenina tenía una connotación más bien negativa, mientras que los hombres que ponían de manifiesto esta misma característica eran calificados de investigadores, a las mujeres se las llamaba fisgonas.

El tema de la prohibición transgredida es históricamente recurrente, y aquí se conjuga por un lado con el de la habitación secreta o prohibida y por otro con el de la curiosidad “ilícita” de la mujer. En este sentido Barba Azul tiene antecedentes en la narrativa sobre Eva, Edith la mujer de Lot, Pandora, y Elsa la esposa de Lohengrin”.

En realidad creo que se niega la perspicacia, las corazonadas y las intuiciones femeninas y porque nuestro mundo interior en muchas ocasiones es complejo, rico, cambiante y sorprendente.

Así que he buscado algo de información sobre estas mujeres “curiosas e inquietas” y castigadas por ello:

Eva:

En el libro de Génesis, se relata que Dios mandó a Adán y su esposa Eva fructificar y multiplicarse, llenar la Tierra y gobernarla. Se relata que también les mandó comer de todos los árboles del huerto, excepto del árbol de la ciencia del bien y del mal, el cual estaba junto al árbol de la vida. Pero, leemos, que Eva fue engañada por la serpiente y vio “que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría”, por lo que ella comió del fruto prohibido y dio a su pareja, el cual comió también.

Edith, la mujer de Lot:

“…Huyó de Sodoma antes de su destrucción, avisado por ángeles de Yahveh. La mujer de Lot ―de nombre Edith― al darse la vuelta (desobedeciendo el mandato de Yahveh) se convirtió en estatua de sal, en castigo divino por su curiosidad, quedando ahí mientras el resto de su familia abandonaba el lugar.

Pandora:

“…Los poemas presentan de distinta forma la introducción de los males por Pandora.

En Trabajos y días, Hesíodo indica que los hombres habían vivido hasta entonces libres de fatigas y enfermedades. Pero Pandora abrió un ánfora que contenía todos los males (la expresión “caja de Pandora” en lugar de jarra o ánfora es una deformación renacentista) liberando todas las desgracias humanas. El ánfora se cerró justo antes de que la esperanza fuera liberada”.

Elsa, la esposa de Lohengrin:

“…En el día de su boda, Lohengrin le pidió a Elsa que le hiciera una extraña promesa, una promesa que debía cumplir pasase lo que pasase. Esta era que jamás debía preguntarle por su nombre (de hecho, la joven no lo sabía). A Elsa le pareció lo más justo, dado que su futuro marido le había otorgado la libertad, así que aceptó cumplir la promesa.

Pasaron años de felicidad para la pareja y de su relación nacieron tres hijos. Pero he aquí que Elsa empezó a preguntarse por el linaje de su marido; le entristecía pensar que sus hijos no pudieran llevar jamás su apellido. Un apellido que a lo mejor podría aportarles aún más linaje a la familia.

El fatídico día llegó y la promesa que jamás tuvo que romper se hizo añicos. Nada más salir la pregunta de sus labios, Lohengrin, con el rostro descompuesto abrazó tiernamente a su esposa, se despidió de ella sin decir palabra y abandonó el castillo para siempre…”

¿Tienes algo que añadir?

Un abrazo. 😉

No te enamores…

Un texto realmente bonito y profundamente inspirador.

Un regalo…

“No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe… No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.

No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música. No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias.

Una a la que le gusten los juegos de fútbol y de pelota y no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo. No te enamores de una mujer intensa, lúdica y lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así.

Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, JAMÁS se regresa”.

fuente: Martha Rivera-Garrido. Fragmento de Los Amantes de Inbox de Papel.

Un abrazo. 🙂

¿Quién tiene la culpa?

La culpa la tiene…

Puede que sea un mal momento en tu vida, y  quizás piensas que estás rodead@ de muchas dificultades y de que la culpa de tu estado mental negativo la tiene la situación política o las personas de tu entorno, o la economía…

¿Son estos tus pensamientos?.

“Ciertas personas viven peleadas con alguien, peleadas con ellas mismas, peleadas con la vida. Así empiezan a montar una especie de pieza teatral en su cabeza, y escriben el guión según sus frustraciones. Y lo peor es que no pueden representar esa pieza de teatro solas. Entonces comienzan a convocar a otros actores. Estas personas quieren vengarse de algo, y nos escogen.

…si hubiésemos aceptado su prohibición, ahora nos sentiríamos arrepentidos y derrotados. Habríamos pasado a formar parte de su vida mezquina y de sus frustraciones. La agresión de ese señor era visible, y resultó fácil evitar entrar en su juego. Hay otras personas que nos “convocan” cuando comienzan a comportarse como víctimas, quejándose de las injusticias de la vida, pidiendo que los demás estén de acuerdo, den consejos, participen…

Cuidado. Cuando se entra en ese juego, siempre se sale perdiendo.” Paulo Coelho (A orillas del Río Piedra me senté y lloré).

¿Reconoces esto?

¿Cómo concentrarte en tu fuerza si tus pensamientos (responsables de tu intención) se centran en lo ocurrido antes y en por qué te culpas?

“Soñar es muy cómodo, siempre que no nos veamos obligad@s a hacer aquello que planeamos. Así no corremos riesgos, ni sufrimos frustraciones, momentos difíciles, y cuando seamos viej@s, siempre podremos culpar a los demás, a nuestros padres preferentemente, o a nuestros maridos/esposas, o a nuestr@s hij@s por no haber realizado aquello que deseábamos.”- Paulo Coelho- Once minutos

Aprender a asumir la responsabilidad de las circunstancias de nuestra vida sin ningún tipo de culpabilidad. NO son como son por una deuda kármica ni porque estemos recibiendo un castigo.

Hay que considerar que si funcionamos mal en el mundo de las relaciones, esto a su vez conlleva a una relación equivocada con nosotr@s mism@s.

Un ejemplo: cuando piensas que alguien está contra ti y te culpa por algo, entonces cambia tu perspectiva. En todo “enemig@” existe cierta guerra consigo mism@. Lo que pasa es que te tú te interpones.

Tú mism@ luchas todo el tiempo contra tu enemigo interior, creyendo que es algo que está fuera de ti, confundiéndolo con tu pareja, tu hij@, tu jefe…

Un primer cambio sería poner límites a la ira y el segundo superar las contradicciones internas, tanto las tuyas como las de la otra persona.

Entonces…¿quién tiene la culpa?

Quizá sea una de esas afirmaciones limitantes instauradas en el cerebro que te impiden crecer, y no te dejan dormir tranquil@ y en paz por la noche.

Date el permiso,…libérate y deja de buscar culpables. 😉

Un abrazo.

Maestr@s en la vida


Para mí la definición de maestr@, ha tenido implícito el significado de una persona a la que seguir ya sea por su experiencia, su sabiduría, sus vivencias.

En definitiva, alguien que me inspira y me guía en mi camino.

Pensaba que encontraría alguna persona que englobara ese importante y relevante papel, y evidentemente… ¡todavía la estoy esperando! Tal y como bien leí en un libro, todos buscamos al maestr@ perfect@, y resulta que también son seres humanos, aunque sus enseñanzas puedan ser divinas, y claro…eso es algo que cuesta aceptar.

Fíjate esta reflexión: “El papel de maestr@ ha de provocar en el “discípulo” la valentía de desequilibrar su mundo, aunque también tenga dudas de las cosas que ya conoce, y por supuesto dude todavía más de lo que le reserva el próximo paso a seguir…inspirar para que de lo mejor de sí mism@ y descubra aquello que “ya sabe”.

A lo largo de los años, he sido inspirada por much@s expert@s, sin ser consciente de ello. Ahora entiendo que cada nueva persona, experiencia o ser vivo que me haya dado una lección de vida, ha ejercido de maestr@ para mí.

¿Has estado alguna vez cerca de una persona que te hace descubrir tu propia luz? ¿Esas personas que te estimulan a dar lo mejor de ti mism@?

Quizás hay personas que buscan “pastor@s”, para que les indican el camino a seguir. En mi opinión esto implica la pérdida de libertad, ya que con ello transfieren su responsabilidad a los demás.

¿Qué significa aprender? ¿Acumular conocimiento?¿O transformarlo en vida?

¿Aprender es acumular libros y trofeos en la estantería o deshacerse de todo lo que no sirve y seguir un camino más fácil?

Si alguien te pide que le enseñes algo, hazlo. No importa el motivo. Es tu función como maestr@ 😉

¿Qué quiere una mujer?

Una mujer quiere lo mismo que cualquier ser humano: la libertad para escoger sus propios pasos.

Desprenderse de cualquier atadura nos libera. Nadie puede liberar a nadie, excepto un@ mism@.

“Completa soberanía sobre su cuerpo, mente, espíritu y alma, así como la sanación y protección del cuerpo político del cual forma parte su vida; la libertad y la búsqueda de la felicidad, incluida la libertad total y la seguridad para llevar a cabo su vida como ella considera, y el derecho a la igualdad de género en lo referente al acceso público y doméstico y a la movilidad a través de ese espacio, y la reparación de cualquier agravio que interfiera o inhiba dicha libertad”. -Florence Falk

Bueno, es una definición bastante acertada, aunque no ha de ser la respuesta para todas.

Y es que en la actualidad todavía continuamos con la “lucha” por ser femeninas y libres. La feminidad es una riqueza inmensa y merece ser tratada como tal.

“Cuando a los hombres se les ofrece una idea mágica nueva, piensan y hablan y discuten sobre ella, mientras que las mujeres se limitan a hacerla.” – Brujo indio Don Juan-

Para no andar por la vida arrastrada por las circunstancias, vamos a centrar la mirada en lo que de verdad nos importa, en lo que nos hace especiales, en el valor que aportamos al mundo. Cuando estás centrada en tu propia búsqueda, en ser tú misma sin despreciarte por culpa de comparaciones inoportunas, superas una parte debilitante del miedo al rechazo de los demás y al fracaso, y ganas tiempo, energía y fuerza para ponerte al servicio de lo que de verdad te importa.

Cualquier mujer que decida que quiere más de lo que le ha “tocado” vivir, tiene que actuar para cambiar sus circunstancias; se da cuenta de que tiene que valerse por sí misma, ese es un despertar heroico. La forma es superar esa adversidad, o superarse a sí misma, con su propio ingenio.

“Por cada momento que pases enfadada, exasperada, angustiada, furiosa o dolida, a causa del comportamiento de otra persona, será un instante en el que renuncias al control sobre tu vida”.

“Son nuestras elecciones las que muestran quienes somos realmente, mucho más que nuestras habilidades” – J.K. Rowling (escritora)

Así que la pregunta es:

¿Qué quieres tú?