Te envidio mucho

Envidia, ni tenerla ni temerla.

La envidia es un sentimiento que surge cuando pensamos que otra persona tiene algo que sentimos que merecemos tener. Podemos sentir esa envidia o ser objeto de ella.

Alegrarse por la desgracia ajena, tiene mucho que ver con la envidia.

“Pocas personas son lógicas. Casi todos tenemos prejuicios e ideas preconcebidas. Casi todos nos hallamos cegados por esas ideas, por los celos, sospechas, temores, envidia y orgullo. Y en su mayoría las personas no quieren cambiar de idea acerca de su religión, o su corte de cabello, o el comunismo, o su actor de cine favorito”.

¿Qué te parece esta deliberación de Dale Carnegie?.

Hay personas que al lograr desarrollar su potencial personal o profesional, provocan en su entorno desconfianza y sentimiento de inferioridad, ello puede despertar envidia y celos.

En muchas ocasiones la envidia de los demás puede hacer que te acusen o señalen con el dedo o haya comentarios maliciosos sobre ti tanto personalmente como por redes sociales y mediante los cotilleos.

No tener en cuenta esos comentarios y seguir con tu vida cotidiana es la mejor forma de acallar esas voces que acaban aceptando que no te afectan.

“La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.”

-Miguel de Unamuno-

Cuanto menos autoestima tienes, más posibilidades hay de que sientas alegría en vez de compasión cuando algo les va mal a los demás (tienes la la sensación de que no sólo tu has “fracasado”). Pero considerar débiles a los demás, alimenta y atrae más de tu propia debilidad.

Criticarlos constantemente puede ser una forma de compensar la falta de amor propio. Piénsalo bien: la envidia paraliza y envenena.

Dice Elsa Punset que la competencia “sana” es desear lo que tiene otra persona y esto sin llevar al extremo es una forma de no quedarse atrás. Pero el problema es cuando sientes mucha envidia, entonces se activan nodos de dolor físico en tu cerebro. ¿Interesante verdad?

Un abrazo.

2 comentarios en “Te envidio mucho

  1. Hola mi querida Ángeles. Que sentimiento mas feo es la envidia!. Te lo digo por qué yo he sentido que me tenían envidia algunas personas á lo largo de mi vida y siempre me ha dado pena, por qué son personas sin alma y con eso te digo todo; por todas las personas alguna vez té has sentido que la vida no ha sido justa pero por eso no le deseamos mal a nadie. Así que con los años aprendemos cuando vemos a personas negativas a alejarnos y rodearnos de personas con luz propia. Besos😀

    View Comment
    1. ¡Hola Puri!
      Genial poder leer tus historias y reflexiones. 🙂
      Completamente de acuerdo contigo, los años nos aportan la oportunidad de aprender. Si la negatividad de unas personas nos afecta y no podemos gestionarla, lo mejor alejarnos.
      Un fuerte abrazo.🦋🌸💕

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *