Archivo de la etiqueta: reiki

¿Ayudar a la enfermedad?

Enfermedad y un enfoque diferente

Considero que nuestro cuerpo es terriblemente honesto con nosotr@s, y no se escabulle de ningún problema importante que le afecte ya sea emocional, físico o de relación, y lo transforma en enfermedad.

Con describir lo que nos pasa no es suficiente, debemos conocer los motivos por los que nos ocurren las cosas y, sobre todo, crear las hojas de ruta adecuadas para resolver el problema. En caso contrario, podemos hablar mucho, pero no decir nada…

Lo que creemos puede ayudarnos a curarnos o enfermarnos.

Así yo me pregunto…Si nuestros pensamientos nos hacen enfermar, ¿pueden también curarnos?

El Dr. Joe Dispenza nos habla de ello en su libro “Deja de ser tu”

“Pongamos que una persona está resentida por algunas experiencias vividas en un corto espacio de tiempo. Sus reacciones inconscientes a estas vivencias hacen que se aferre a su amargura. Y las sustancias químicas correspondientes a esta emoción inundan entonces las células de su cuerpo.

En realidad, esta persona ha memorizado la emoción tan bien que ahora el cuerpo conoce el resentimiento mejor que la mente consciente, porque el ciclo de pensar y sentir, y sentir y pensar, se ha estado dando durante años.

Pongamos que empieza a pensar y sentir de una nueva forma, hasta tal punto que se inventa un nuevo ideal de sí mismo relacionado con una nueva personalidad. A medida que vive en un nuevo estado del ser, ¿es posible que lo que les indique a los genes sea beneficioso y prepare el cuerpo para sentir un estado emocional elevado, antes de alcanzar la buena salud que desea?. ¿Podría hacerlo hasta el punto de que el cuerpo empiece a cambiar simplemente con los pensamientos?.

Si, es posible.”

Lo que creemos puede ayudarnos a curarnos o enfermarnos.

He conocido a personas que tras una enfermedad o un desafío vital han despertado a sus capacidades más profundas.

Sigue leyendo ¿Ayudar a la enfermedad?

La energía de las cosas

La importancia de la energía proyectada

“Porque existen innumerables cosas por encima de la comprensión humana, usamos constantemente términos simbólicos para representar conceptos que no podemos definir o comprender completamente”, Carl G. Jung – MAN AND HIS SIMBOLS -.

Los materiales tienen su propia energía, y el contacto con ellos, produce cambios en nuestra vibración personal y pueden ayudarnos en un momento determinado.

En consecuencia, si creamos algo con nuestras manos, proyectamos una energía en concreto en el objeto o cosa en cuestión.

Por eso, es importante poner conciencia que todo lo que adquirimos, compramos, aceptamos, recogemos que entra en nuestro hogar y en nuestras vidas tiene una energía ya adquirida.

Algunas figuras, imágenes y colores producen reacciones psicológicas que nos estimulan; a veces para bien, otras para mal.

 Hay personas que se sienten indefensas sin sus amuletos; y vivir pendiente de un objeto, puede provocar que, si lo pierde o se le rompe sienta que ha perdido “su protección” y que, en consecuencia, las energías negativas pueden afectarla.

Siempre podemos recurrir a rituales de “purificación” tal y como se viene haciendo desde la antigüedad

  • Limpieza de espacios con elementos naturales como la sal, ruda, salvia
  • Limpieza de la casa en general (anteriormente se hacía en primavera)
  • Baños en agua con sal

Es importante deshacernos de objetos, imágenes, ropa que nos influya de forma negativa en nuestro estado anímico y emocional. Y por otro lado, incluir en nuestra vida fotos, imágenes, creaciones que nos inspiren y eleven nuestra energía.

Y tu…¿Tienes algún tipo de “amuleto”? ¿Qué significa para ti?

Un abrazo

firma

Y aquí te dejo el enlace a mi reflexión en Youtube…

 

Mi visión del Reiki

¿Qué es Reiki?

El Reiki es una técnica de transferencia de energía curativa, restablece la libre circulación de energía en el conjunto del organismo, y deshace los ‘nudos’ que impiden la propagación de esta fuerza vital a todos los órganos vitales. Es una energía que le devuelve al paciente la salud física, mental y emocional.

La palabra Rei (universal, sin límites); Ki (energía vital), es japonesa, así como esta técnica. Pero la práctica de transferencia de energía para la sanación viene de tiempos muy remotos.

Con las iniciaciones de Reiki, al estudiante se le capacita para canalizar la energía Universal, abriendo los canales y centros energéticos, llamados chakras.

Mis experiencias personales con la medicina tradicional, me llevaron a indagar sobre otras formas alternativas de enfocar las enfermedades.

La enfermedad es un síntoma, una onda de choque, un aviso que nos permite tomar conciencia de que es urgente intervenir y cambiar algo en nuestra vida.

En sintonía con la idea que tiene Marlo Morgan en su libro “Las Voces del Desierto”:

“Nunca me había gustado la idea de que la curación de un enfermo dependa de los médicos o de sus trucos. Había aprendido que la curación tiene una única fuente. Los médicos ayudan al cuerpo eliminando partículas extrañas, inyectando sustancias químicas o devolviendo huesos a su sitio, pero eso NO significa que el cuerpo vaya a curarse. De hecho, estoy convencida de que jamás ningún médico en ningún lugar y en ninguna época de la historia ha curado a nadie. Cada persona lleva la curación en su interior. Los médicos son como mucho unas personas que han reconocido en sí mismas un talento individual, lo han desarrollado y tienen el privilegio de servir a la comunidad haciendo lo que mejor se les da y más les gusta.”

Me gustan los mundos sutiles y descubrí el Reiki. Lo que me llevó a decidirme a formarme en este tipo de terapia es:

– Permite equilibrar la desarmonía existente entre el cuerpo y la mente a la vez que desarrolla el crecimiento espiritual. La práctica más conocida de Reiki es la imposición de manos.

– Es independiente de la evolución espiritual de la persona que lo recibe y debido a que es siempre positivo y no puede usarse de forma inadecuada, es una de las mejores formas para ayudar al ser humano.

– Aunque tenga una naturaleza espiritual, no es una religión porque no transmite ningún dogma ni principio religioso, y nadie tiene la necesidad de creer para beneficiarse inmediatamente de su eficacia.

-La transmisión del Reiki no tiene efectos secundarios, porque sólo difunde lo que al paciente le falta, y, tanto el paciente como el practicante salen enriquecidos después de una sesión de tratamiento.

-Es un complemento ideal para todo tipo de terapias. Enriquece y refuerza los principios activos de la terapia aplicada, limitando mucho los efectos secundarios.

-Además de tratar los síntomas de un cuerpo enfermo, se remonta a los orígenes, las causas probables que provocaron la enfermedad, el desequilibrio en el cuerpo.

Todos tenemos la energía Reiki, por lo que tod@s la podemos utilizar para ayudarnos a nosotr@s mism@s y a l@s demás.

“Cuando un@ recibe ayuda, la reciben tod@s”

fémina_firma

La risa y la sonrisa

Soy una defensora de la sonrisa, de sonreir porque sí, sin motivo aparente, a pesar de esos momentos en los que el ánimo no me acompaña o el mundo se empeña en  arrancármela de la cara.

Como  soy  una  persona  inquieta  y curiosa,  he indagado  un poco  a ver si  es  que soy una “frikie” o sencillamente forma parte de mi carácter esta forma de pensar.

He encontrado un texto en el libro de Reiki de José Mª Jiménez Solana que me ha encantado, ya que se acerca mucho a mi forma de vivir la sonrisa:

“La sonrisa tiene el poder de transmitir amor y energía positiva hacia quien va dirigida, ya que una sonrisa siempre es un signo de amor y de fraternidad universalmente aceptado. Al sonreir transmitimos energía amorosa y curativa, y el que la recibe se siente acogido y reconfortado por ella. Sonreirte a ti misma aceptándote como eres y queriéndote por ello es como estar permanentemente debajo de una cascada de amor que sientes fluir placenteramente sobre todo tu ser”. (¡¡Me encanta la expresión de una cascada de amor!!)”. El autor en este caso se refiere a una meditación que llama “La Sonrisa Interior”.

La sonrisa y la risa forman parte del idioma universal. Está demostrado que nos favorece en todos los ámbitos de nuestra vida diaria, Elsa Punset en su libro “Una mochila para el Universo” también hace referencia :

“La risa te hace sentir bien, es una recompensa que nos da la naturaleza. Cuando te ríes, generas neurotransmisores y hormonas como la dopamina o las endorfinas, se excita todo el cuerpo y se relajan los músculos. También fomenta la colaboración y la cohesión social porque une a las personas, las entretiene y por tanto las incita a colaborar. La risa también potencia la creatividad, ya que en el humor jugamos con ideas o conceptos de manera creativa”.

¡¡¡Imagínate la de ventajas que tiene!!!

Sigue leyendo La risa y la sonrisa

Entrar en acción…¿AHORA?

Me he decidido a entrar en acción, porque ahora es cuando me apetece y me siento más preparada para ello.

Este texto que encontré me hizo pensar sobre lo que podía aportar al mundo, a mi entorno más cercano…

“No puedes esperar crear paz y armonía en el  mundo hasta haber encontrado paz y  armonía en tu interior. Tu contienes la paz del mundo en tu  interior. Debes empezar  contigo misma. Debes empezar de una  forma pequeña y dejar que crezca y se  expanda. Sé plenamente consciente de la parte vitalmente  importante que tienes que jugar para ayudar  a llevar paz y armonía al mundo. Nunca te  quedes atrás acusando a nadie por el estado  del mundo; en vez de eso, entra en acción y  haz algo al respecto tú misma”.

Y me ayuda pensar que puedo aportar un granito de arena en esta sociedad tan abierta y tan cerrada a la vez.

Sigue leyendo Entrar en acción…¿AHORA?