Archivo de la etiqueta: hijos

Madre: una profesión

¿Crees que existe la madre perfecta?

He leído este texto y me ha hecho reflexionar mucho sobre la maternidad.

“A veces hay que dejar que una persona se vaya para que pueda crecer. Porque lo que los vuelve personas exitosas en la vida no es algo que tú hayas hecho por ellos, sino aquellas cosas que les hayas enseñado a hacer por sí mismos”.

¿Cómo se aprende a ser madre? ¿Donde están las referencias?

A mi me hubiese gustado enterarme antes del cambio y la revolución iba a suponer la maternidad para mi vida, para mi pareja, para mi trabajo, para mi cuerpo.

Como dice Lucia Etxebarria : La sociedad nos enseña a ser individualistas y narcisistas y un hijo nos obliga a ser responsables y altruistas. La sociedad nos impone como valores fundamentales la libertad, la juventud y la belleza. El nacimiento de un hijo supone estrías, michelines, cartucheras y adiós a las noches de marcha. La sociedad cree en el amor romántico, fusional e idealizado, pero la llegada de un hijo suele acabar con esto e impone un modelo de pareja que coopere, que colabore, una pareja cómplice, un compañero y no un príncipe azul.”

¿Y aquellas mujeres que no tienen una madre a la que emular?

Ser autodidacta obliga a aprender por el método “prueba-error-aprendizaje” (aunque no parece muy académico) si a eso le añades la constancia,… a veces puedes salir victoriosa de ello. 🙂

Lucia Etxebarria: “La madre española es a la vez cocinera, asistenta, chófer, animadora, consejera pedagógica, estilista y psicóloga. No es extraño que la gran mayoría estén siempre agotadas y con los nervios a flor de piel. Y, para colmo, la recompensa y el reconocimiento que las madres suelen recibir es nulo o escaso, sobre todo si son amas de casa”.

Hay días que no puedo evitar compararme con mi hija a su edad. Por supuesto no tiene nada que ver, recuerdo pasarme mis vacaciones, leyendo, jugando con mi hermana a muñecas, o viendo dibujos animados en la tv. Para nada lo que ella ya tiene o exige…Nintendo 3DS a todas horas, series de TV donde todos los adolescentes tienen de todo (ropa, móviles, tablets, por supuesto tv ultima generación…), cuando quieren y como quieren con el mínimo esfuerzo.

Los deberes del colegio, era algo que no nos debían pedir nuestros padres, formaba parte de nuestras “obligaciones ineludibles”, sin rechistar ni quejarnos. ¡Cualquiera llegaba al cole sin los deberes hechos!

Ahora la mayor ventaja de la que disponen los alumnos es la de una relación más estrecha con los profesores, y eso ayuda a una mayor libertad de expresión. Aunque por supuesto, hay quien lo traduce en libertad para faltar el respeto. 🙁

Este es un tema que cuido mucho en la relación con mi hija: la comunicación y el respeto. Tenemos una estrecha relación en la cual podemos contarnos cosas, sin temor a juzgarnos y que todo pueda ser discutido de una forma lo más democrática posible, aunque yo sea quien tiene la última palabra si es necesario ;).

Muchas veces he estado tentada de abandonar una supuesta confrontación por cansancio y porque no nos engañemos educar supone un esfuerzo y una energía muy grandes. Sobretodo si la mayor parte de esta se la queda uno de los progenitores, generalmente la madre.

Cada uno tiene su parte, por supuesto. Respeto el papel del padre en la educación de los hijos, aunque hemos de ser realistas, por mucho que se nos hable de la incorporación de los padres en el cuidado de los hijos, lo cierto es que en la mayoría de los casos el hombre delega en la mujer todo lo concerniente al hogar y a los hijos.

Y a ti…¿qué te funciona?

 

Un abrazo

 

 

Paternidad y su influencia

La paternidad en estos tiempos.

Cada día me resulta más evidente el cambio en esta sociedad con respecto a la figura del padre. Puedo notar un cambio significativo a cómo yo lo he vivido en mi infancia. Sin duda, la figura de la mujer actual en el terreno profesional y laboral, ha acelerado esta transformación.

Florence Falk en su libro “Yo sola”, delega un párrafo para la figura del padre:

“Muchas de las mujeres que atiendo en mi práctica describen a sus padres como emocionalmente inaccesibles o insoportables. Ellas, sienten que les hace falta algo, un parentesco vital con un padre compasivo y presente en sus vidas.”

Kyle Pruett profesor de psiquiatría clínica de la Universidad de Yale escribe: “Los padres son todavía el gran recurso sin explotar”

En parte, debido a las barreras que la cultura levanta para desanimar a los padres competentes, como por ejemplo, tener pocos permisos de paternidad o los horarios diurnos de las reuniones del colegio.

Generalmente, entendemos que son menos expertos que las mujeres para entender emocionalmente a sus hij@s. Aunque esto no quiere decir que quieran menos que nosotras, más bien que sus ‘recursos’ para expresar con frecuencia son más limitados.

 

femina_padre_hija_hijo

Los padres son tan importantes para el desarrollo de sus hij@s como sus madres.

En el caso de la hija, debido precisamente a que es hombre, representa cualidades diferentes y con frecuencia emocionantes que la hija desea, y necesita para reconocerse a sí misma

No olvidemos que tod@s en nuestro interior tenemos dos partes: la femenina y la masculina, con lo cual, es comprensible que la hija desee un vínculo sólido padre-hija, que le permita identificarse libremente con las cualidades “masculinas”, como cambiar una bombilla, subirse a un árbol, o hinchar las ruedas de las bicicletas, algo que con los hijos no hace falta reforzar.

En “El rol del padre”, Pruett enumera cinco características de un padre involucrado:

“Sentirse responsable y comportarse de igual manera, estar emocionalmente comprometido, ser accesible físicamente, proveer de soporte material para sostener las necesidades de l@s hij@s y ejercer influencia en las decisiones de la crianza.”

O sea, cambiar pañales, llevar a su hija al colegio, aprender sus gustos, disgustos, miedos y deseos de su hija.

Seamos optimistas, y pensemos que los cambios sociales van a ayudar a potenciar una figura paterna más cercana, gracias a su nueva implicación en el núcleo familiar. Y dejemos en el pasado la idea de que los padres son figuras ausentes en la educación de los hij@s.

¿Tú que opinas?

fémina_firma

Hablar con l@s hij@s sobre la muerte…

Hablar sobre la muerte

Hoy es un momento de cambio, realizo esta entrada que no tenía prevista, ya que la madre de mi ex pareja ha fallecido, aunque yo prefiero decir que ha pasado a otra dimensión.

Soy muy espiritual y tal y como he leído en una cita de Elisabeth Kübler-Ross, yo también creo que “hay vida después de la muerte y de que la muerte, nuestra muerte física, es sencillamente la muerte del envoltorio. La conciencia y el alma prosiguen en un plano distinto”.

Estuvimos hablando de esto la semana pasada ya que ha estado ingresada dos meses y ha pasado por varias fases. A cada una peor que la anterior.

Cada familiar ha vivido de forma diferente estos procesos, a unos les afecta más que a otros, eso es normal.

Lo que me llama la atención y me hace reflexionar es el concepto en sí mismo de muerte.

Considero que no estamos preparados para hablar de ello de forma natural, y fíjate que es una paradoja ya que es lo único certero que sabemos que va a ocurrir desde el momento en el que nacemos, y aún así esquivamos el tema como si de un mal augurio se tratase.

He comentado con mi hija de 10 años, para saber que piensa ella de este tema. Dice que no le gusta hablar de cosas tan serias, y que no sabe como dar nombre a lo que siente, porque según yo le explico entiende que su abuela se reunirá con sus perritos fallecidos hace 2 años y que entonces en ese nuevo “lugar” va a ser feliz. Pero que a pesar de eso quiere que yo tarde mucho tiempo en visitarlos… 😉

¡¡Qué diferencia a como viví yo la muerte de mi abuela cuando era pequeña!! En mi casa no se hablaba de ello, como de otros tantos “temas de mayores”, y claro para mí fue un misterio siempre, era algo oscuro, un suceso que no se nombraba.

Sigue leyendo Hablar con l@s hij@s sobre la muerte…