El placer del silencio

El placer del silencio

A veces me retiro a mi ‘jardín secreto’, que es mi diario, ese lugar donde tengo conversaciones conmigo misma. Es un retiro activo con mi bolígrafo o mi ordenador. Entro en contacto con mi yo interior.

El diario como amig@, consejer@, incluso como ‘terapeuta’ me ha servido para escuchar el sonido de mi propia voz interna, ya que en este momento no interviene las voces de nadie de mi entorno.

En ocasiones de forma errónea no lo he tomado como un retiro momentáneo, sino como un lugar de aislamiento y se ha desajustado por un momento mi visión del mundo y del silencio.

Mi jardin secreto
Mi jardin secreto

Alguien me hizo llegar este texto:

“¿Te gusta permanecer silenciosa, o  te sientes incómoda en la quietud? ¿Se te hace raro encontrarte a ti misma en el  silencio, y por eso estás deseando el ruido y la acción a tu alrededor? ¿Quieres estar siempre  ocupada haciendo cosas y encuentras gran dificultad en aquietar tu cuerpo y tu mente?  Los momentos de paz y quietud son  muy valiosos en un mundo de agitación.  Búscalos, encuéntralos y permanece en ellos.

Aprender a vivir en la quietud interior, mediante la renuncia de los juicios de valor. La valoración constante sobre las personas o las cosas, como buenas o malas, como correctas o incorrectas, nos pasamos los días analizando, etiquetando y criticando. Estos estados tan agitados nos provocan pérdidas de energía entre un pensamiento y otro.”

El saber silencioso
El saber silencioso

Si aprendes a contenerte cuando todo el mundo se agobia y se apresura, tendrás ocasión de comprender mejor las situaciones. Detenerte te brinda la ventaja del descanso, la preparación y la acción renovada.

“El saber silencioso…

algo que tenemos todos, algo que posee absoluto dominio, absoluto conocimiento de todo. Pero no puede pensar, y por consiguiente no puede hablar de lo que sabe…El hombre ha renunciado al saber silencioso a favor del mundo de la razón. Cuánto más se aferra al mundo de la razón, más efímero es el propósito.” – Carlos Castaneda –

¿Te apetece entrar en el silencio?

fémina_firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *