Madre: una profesión

¿Crees que existe la madre perfecta?

He leído este texto y me ha hecho reflexionar mucho sobre la maternidad.

“A veces hay que dejar que una persona se vaya para que pueda crecer. Porque lo que los vuelve personas exitosas en la vida no es algo que tú hayas hecho por ellos, sino aquellas cosas que les hayas enseñado a hacer por sí mismos”.

¿Cómo se aprende a ser madre? ¿Donde están las referencias?

A mi me hubiese gustado enterarme antes del cambio y la revolución iba a suponer la maternidad para mi vida, para mi pareja, para mi trabajo, para mi cuerpo.

Como dice Lucia Etxebarria : La sociedad nos enseña a ser individualistas y narcisistas y un hijo nos obliga a ser responsables y altruistas. La sociedad nos impone como valores fundamentales la libertad, la juventud y la belleza. El nacimiento de un hijo supone estrías, michelines, cartucheras y adiós a las noches de marcha. La sociedad cree en el amor romántico, fusional e idealizado, pero la llegada de un hijo suele acabar con esto e impone un modelo de pareja que coopere, que colabore, una pareja cómplice, un compañero y no un príncipe azul.”

¿Y aquellas mujeres que no tienen una madre a la que emular?

Ser autodidacta obliga a aprender por el método “prueba-error-aprendizaje” (aunque no parece muy académico) si a eso le añades la constancia,… a veces puedes salir victoriosa de ello. 🙂

Lucia Etxebarria: “La madre española es a la vez cocinera, asistenta, chófer, animadora, consejera pedagógica, estilista y psicóloga. No es extraño que la gran mayoría estén siempre agotadas y con los nervios a flor de piel. Y, para colmo, la recompensa y el reconocimiento que las madres suelen recibir es nulo o escaso, sobre todo si son amas de casa”.

Hay días que no puedo evitar compararme con mi hija a su edad. Por supuesto no tiene nada que ver, recuerdo pasarme mis vacaciones, leyendo, jugando con mi hermana a muñecas, o viendo dibujos animados en la tv. Para nada lo que ella ya tiene o exige…Nintendo 3DS a todas horas, series de TV donde todos los adolescentes tienen de todo (ropa, móviles, tablets, por supuesto tv ultima generación…), cuando quieren y como quieren con el mínimo esfuerzo.

Los deberes del colegio, era algo que no nos debían pedir nuestros padres, formaba parte de nuestras “obligaciones ineludibles”, sin rechistar ni quejarnos. ¡Cualquiera llegaba al cole sin los deberes hechos!

Ahora la mayor ventaja de la que disponen los alumnos es la de una relación más estrecha con los profesores, y eso ayuda a una mayor libertad de expresión. Aunque por supuesto, hay quien lo traduce en libertad para faltar el respeto. 🙁

Este es un tema que cuido mucho en la relación con mi hija: la comunicación y el respeto. Tenemos una estrecha relación en la cual podemos contarnos cosas, sin temor a juzgarnos y que todo pueda ser discutido de una forma lo más democrática posible, aunque yo sea quien tiene la última palabra si es necesario ;).

Muchas veces he estado tentada de abandonar una supuesta confrontación por cansancio y porque no nos engañemos educar supone un esfuerzo y una energía muy grandes. Sobretodo si la mayor parte de esta se la queda uno de los progenitores, generalmente la madre.

Cada uno tiene su parte, por supuesto. Respeto el papel del padre en la educación de los hijos, aunque hemos de ser realistas, por mucho que se nos hable de la incorporación de los padres en el cuidado de los hijos, lo cierto es que en la mayoría de los casos el hombre delega en la mujer todo lo concerniente al hogar y a los hijos.

Y a ti…¿qué te funciona?

 

Un abrazo

 

 

4 comentarios en “Madre: una profesión

  1. Realmente hay un cambio generacional importante. A veces las mujeres de nuestra generación pecamos por allanar el camino de nuestr@s hij@s en exceso y est@d se vuelven extremadamente exigentes con sus derechos, olvidando que la vida agradece un perfecto equilibrio entre el dar y el recibir, los derechos y las obligaciones….. las eternas dualidades.
    Bonita reflexión Ángeles. Feliz día!!

    View Comment
    1. ¡Hola Angie!
      ¡Que alegría leerte! 🙂
      Es cierto, constantemente me planteo si le hago demasiado fácil las cosas a mi hija y al final llego a la conclusión que lucho contra el sentimiento de culpabilidad. Sin embargo, lo expresas muy bien “la vida agradece un perfecto equilibrio entre el dar y el recibir“.
      Un superabrazo bonita 🦋🌸💕

      View Comment
  2. Hola Ángeles está semana está muy bien el comentario por qué el domingo es el día de la madre😊.
    Te puedo contar mi experiencia para mi ser madre; es lo más difícil que existe. Yo me di cuenta de eso cuando nacieron mis hijas. de pronto me encontré con dos hijos de golpe por son gemelas y muy joven; entendí á mi madre de golpe por qué las madres siempre está ahí para todo. Yo por suerte he tenido una madre ejemplar y para mí ha sido un ejemplo: éramos muy confidentes, nos contábamos todo. Así que lo que he hecho es seguir su ejemplo, y por suerte tengo tres hijos maravillosos y me tienen para todo lo que necesiten. Para mi es el amor infinito. Besos

    View Comment
    1. ¡Hola Puri!
      ¡Que suerte tener ese sentimiento de conexión con tu madre! Sin duda has sido muy afortunada.
      Me alegro mucho que tengas una maternidad tan agradecida y feliz.
      ¡Muchas gracias por compartir! 🙂
      Un abrazo guapa 🌸

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *