La mujer y su cuerpo

¿Te sientes a gusto en tu cuerpo?

Si la respuesta es afirmativa te felicito efusivamente, porque creo que sólo una de cada diez mujeres puede afirmarlo.

Cine, televisión, internet, revistas, estamos acosadas por la perfección de un cuerpo bonito, una piel espléndida y lisa, un pelo sedoso y brillante…y si no lo tienes…¡lo cambias! Ya está…

Una buena acción a tomar sería aprender a aceptarnos. Tal y como nos dice Chérie Carter Scott “Tu cuerpo te pertenecerá mientras vivas. Lo ames o lo odies, lo aceptes o lo rechaces, será el único que tendrás en esta vida.” Te imaginas un día en la playa sin pensar en cómo nos queda el bañador o biquini? ¿No suena, realmente liberador?

Florence Falk explica un párrafo esta forma de entenderlo:

“La tendencia entre las niñas a compararse con modelos se incrementa con la edad. ¿Cómo puede una simple mujer mortal sentirse bien consigo misma cuando es bombardeada con estrellas y modelos cuyas imperfecciones físicas han sido eliminadas con el ordenador?

Jane Kilbourne, sobre su hija: “Justo cuando entra en la feminidad, ansiosa de extender sus alas, la cultura actúa para que ella se ajuste a un molde”.

despertar

Claro…porque la juventud eterna está en auge actualmente: mientras estoy escribiendo este texto, mi hija ve en Youtube algún video que le interesa, de repente aparece un anuncio de crema hidratante con el mensaje final :“Tu piel no tiene por que revelar tu edad”.

A mi parecer invertimos más tiempo en cambiar nuestro cuerpo que aceptar y mejorarlo, con lo cual probablemente llega un momento en que nuestro propio cuerpo se revela, contra toda esta información negativa, estrés y el desapego que sentimos hacia él. Cada dieta que probamos, cada pastilla “milagrosa” que ingerimos, hace que se movilicen energías internas, en nuestros órganos y en nuestras células.

Cuidemos nuestro cuerpo con constancia en vez de buscar la inmortalidad en medicinas.

-Mitsushito Meiji-“

A nivel interno, podemos ver en el libro de Reiki de Jose Mª Jimenez Solana: “Las tensiones de la vida moderna, el continuo bombardeo de malas noticias, el exceso de trabajo, los malos hábitos, la falta de contacto humano; la prisa, la ansiedad, los excesos en las comidas, y especialmente la negación del amor a nosotras mismas y al prójimo, se van acumulando en nuestro ser, y llega un momento que nuestro cuerpo (y nuestro espíritu) no pueden más, y nos lo hace saber en forma de dolencia o enfermedad, resultado de años de estrés acumulado y de esos pequeños abusos a los que no dábamos importancia”.

La gran tragedia es que en la actualidad han aumentado los trastornos relacionados con la imagen tales como bulimia, anorexia, vigorexia, etc…Es importante aprender ahora, todavía estamos a tiempo, por nosotras, y por nuestras hijas. Promover la prevención a cualquier edad.

Este texto del libro Mujeres que Corren con Lobos de Clarissa Pinkola, me encanta por su espiritualidad y su fuerza:

“El cuerpo es como la tierra. Es una tierra en sí mismo. Y es tan vulnerable al exceso de edificaciones como cualquier paisaje. En los cuerpos no hay ningún “tiene que ser”. Lo importante no es el tamaño, la forma o los años y ni siquiera el hecho de tener un par de cada cosa, pues algunos no lo tienen. Lo importante desde el punto de vista salvaje es si el cuerpo siente, si tiene una buena conexión con el placer, con el corazón, con el alma, con lo salvaje. ¿Es feliz y está alegre? ¿Puede moverse a su manera, bailar, menearse, oscilar empujar?. Es lo único que importa.”

Me quedo con esta reflexión pues es la que más se acerca a mi sentir.

firma

4 comentarios en “La mujer y su cuerpo

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. A veces resulta casi imposible desvincularse de las modas, la publicidad, los programas de televisión y la imagen de mujer triunfadora que nos venden ( que siempre es preciosa). Pero realmente te sientes más libre cuando aprendes a gustarte…tal y como eres. Debemos aprender a remarcar lo bonito que tenemosy decorar lo menos perfecto, para ser perfectas para nosotras mismas

    View Comment
    1. Hola Lucia!
      Si, vivimos actualmente presionadas bajo una identidad que nos imponen los medios de comunicación cuyo único interés es lucrarse. Constantemente comparándonos unas a otras. Totalmente de acuerdo contigo que cuando aprendemos a gustarnos nos sentimos más libres y ahí podemos realzar nuestra propia belleza.
      Gracias por compartir!! 🙂

      View Comment
  2. En nuestra sociedad, nos quieren imponer un tipo de mujer perfecta, la cual será aceptada con facilidad,se nos vende el prototipo de modelo, si logras ser igual serás feliz. Cosa que no es cierta.
    Cuando yo tenía veinti pocos años, me ocurría que siempre estaba a dieta, haciendo gimnasia buscando la perfección, a veces diciéndom,, yo quiero tener ese cabello, esa cintura, esa sonrisa, etc. Llegue incluso con mi forma de vestir a ocultar mi cuerpo y a tapar mi boca cuando sonreía, a pesar que siempre he sido delgada pesaba 53 kilos, y para mi 1.57 cm,no estaba mal.
    Todo esto termino el día en que yo me vi perfecta, me di cuenta que cuando me dije ” yo quiero tener ese…” ya lo tenía. Muchas veces no somos conscientes de lo hermosas que somos,hoy después de tener tres hijos,soy consciente que lo vivido deja huella, y soy feliz por eso. Si tu misma te amas, es lo que proyectas y eso es lo que recibirás.
    Gracias

    View Comment
    1. Hola Geraldine!
      Completamente de acuerdo, en la adolescencia estamos formando nuestro carácter y personalidad, tanta influencia externa ahoga y no deja escuchar nuestra propia voz interna… nuestra propia valía y gastamos energía en intentar imitar modelos artificiales, incluso de adultas!!! cierto lo que comentas que una vez que te amas, se acaban estos problemas y eso se ve en tu exterior y lo notas en el interior! 🙂
      Gracias a ti por comentar y compartir!! 😉

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *