La epidemia del miedo…el “robasueños”

¿Has sentido miedo y te has quedado paralizad@ en alguna ocasión?

femina_corazon_miedo

No conozco a nadie que no haya sentido miedo. No pasa nada por sentirlo, siempre que no te impida seguir con tu vida.

El miedo ha de proteger pero no limitar. Mirar a los miedos a la cara, comprenderlos y así poder derrotar muchos de ellos. No se puede vivir constantemente con miedo. Es una emoción primitiva y poderosa que actúa sobre nuestra parte más emocional.

“Desde la infancia el miedo normal moldea nuestras vidas y a menudo nos ayuda a madurar. Sin embargo, el miedo a lo desconocido que hoy nos aflige NO es un reflejo protector saludable ni nos sirve de estímulo para desarrollarnos”.- Luis Rojas Marcos-

Poema- Los miedos (libro Crea tu propio destino de Patrick Snow)

 El salto es aterrador

Desde donde estoy

Hasta donde quiero estar.

Y como puedo ser lo que quiera,

¡Cierro los ojos y salto!

Hasta personajes importantes como Juana de Arco, Gandhi o Martin Luther King nos demuestran que sean cuales sean nuestros miedos si nos enfrentamos a ellos, podemos aprender a superarlos.

Sólo tenemos el sentido de vivir una vez, o sea que cada instante cuenta. El miedo es un derroche de energía; nos impide cumplir con aquello que deseamos.

Sigue adelante con tu vida, persigue tus sueños a pesar del miedo, como dijo Frank Herbert:

“No debo tener miedo

El miedo es el asesino de la mente.

El miedo es la pequeña muerte que trae la destrucción total

Dejaré que me pase por encima y me atraviese

Y cuando haya pasado

Abriré el ojo interno para ver su camino

Por donde ha pasado no habrá nada

Sólo quedaré yo”

femina_miedo_robasuenos2

Si alguien te ha puesto en su “punto de mira”, probablemente sienta más temor de alguna capacidad o habilidad que tú representas,  que de ti misma.

Siempre hay quien decide esconder su júbilo para no sentir remordimiento ante las personas infelices, o para no despertar envidias, y otras se la callan por miedo a romper “el buen conjuro” y atraer la “mala suerte”.

Es prudente cuidarse de las “personas robasueños”, elige cuidadosamente con quien quieres compartir tus sueños. ¿Cuántas personas viven su vida pensando en lo que piensan los de su entorno?

Mejor rodearse de gente que comparta contigo sueños, deseos y sentir la armonía que se crea en esos momentos de conexión.

El sentido del humor es como un bálsamo protector. Su función primordial es aliviarnos el miedo y la inseguridad.

“Basta con entender que todos estamos aquí por una razón, y basta con comprometerse con ella. Así, podemos reírnos de nuestros grandes o pequeños sufrimientos, y caminar sin miedo, conscientes de que cada paso tiene un sentido. Podemos dejarnos guiar por la luz de nuestro corazón”. – Paulo Coelho-

Tarde o temprano hemos de vencer nuestros miedos, descubrir a los “robasueños” y llevarlos a tomar un café para pactar treguas con ellos, ¿no te parece? 🙂

6 comentarios en “La epidemia del miedo…el “robasueños”

  1. Hola guapa!. cómo siempre tú reflexión sobre el miedo es clara y amena y siempre me parece cortó.
    Lo que yo sacó en conclusión es que yo solo tengo miedo a cosas que no puedo luchar como enfermedad para todos los míos y con la gente que tienen tantos complejos que son personas con malas influencias. Para eso yo tengo la solución me retiro todo lo que puedo. Para todas las demás cosas intentó cada día poner mi alma en paz ?

    View Comment
    1. Hola Puri!
      Como siempre tus aportaciones son muy valiosas para mí. 🙂
      Mantener nuestros propios límites a las influencias negativas es una buena forma de convivir.
      Los miedos son paralizantes, mejor observarlos y no luchar contra ellos, como bien dices.
      Un fuerte abrazo

      View Comment
  2. Me parece increíble, porque TODOS tenemos o hemos tenido miedos.
    Yo particularmente he sido una miedosa toda la vida creo que los miedos vienen de la inseguridad y baja autoestima. Y ahí juegan un papel importante los padres. Según educas a tus hijos cuando estos vayan creciendo llevarán el lastre de los miedos e inseguridades de sus antecesores. Los pequeños son siempre valientes no temen nada ni a nadie. Y sí de mayores tenemos que enfrentarnos a esos fantasmas que han crecido con nosotros y de los cuales debemos deshacernos y que por desgracia cuestan mucho. Pero ahí vamos luchando para ser mejores.

    View Comment
    1. Hola Mercedes!

      Que valiosa aportación!
      Estoy de acuerdo contigo que la influencia de nuestros padres deja huella en nosotros. Al crecer y madurar hemos de “borrar” toda esa huella impresa y volver a marcarnos nuevas fortalezas y desarrollar nuestra valía personal. Es posible si nos lo proponemos, verdad? 😉

      Un abrazo

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *