¿Eres consciente?

¿Eres consciente de ti misma?, ¿te conoces realmente?

He estado en constante búsqueda de un@ maestro@, hasta que leí esta frase:

“La conciencia del maestro de cualquier individuo nace de la experiencia de su vida y la naturaleza es la única referencia exterior.”

Lo cual me lleva a la conclusión de que cada una de nosotr@s somos nuestr@s propi@s maestr@s.

Normalmente sabemos que algo ocurre cuando nos sentimos descontentas con nuestra vida. Cuando deseamos un cambio, es la mejor oportunidad para mirar hacia dentro y preguntarnos: ¿Qué deseo cambiar?

Como dice Chérie Carter-Scott: “la concienciación es el proceso que conduce al reconocimiento pleno, y cultivarla es un proceso que dura toda la vida. Podemos transitar por la vida con el “piloto automático” o podemos prestar atención y comportarnos de una manera consciente”.

En el momento que tomamos cartas en el asunto y empezamos a reflexionar sobre nuestra forma de actuar, ya empezamos a tomar conciencia. La meditación, escribir un diario, y si es necesario la terapia ayuda mucho, y por supuesto, rodearte de personas que están en la misma “onda” que tu.

Me enviaron este texto:

“Se me mostró un molino de viento.

Soplaba un fuerte viento,

y las aspas giraban a gran velocidad.

A continuación el viento cesó y las aspas  dejaron de girar,

porque dependían por completo del viento  para poder moverse.

Oí estas palabras:

No pongas tu seguridad en

las cosas de esta vida sino en

la fuente de todo poder y fuerza : en lo  profundo de tu ser.

Todo comienza desde  dentro y se abre paso al exterior;

que por tu parte pues, nada impida su progreso”.

Si quieres ser una persona completa, necesitas conocerte a ti misma, saber a dónde te diriges y qué es lo que estás haciendo, en qué estado te encuentras y después ir adelante con confianza. No estoy hablando de orgullo,…una cosa es orgullo y otra muy distinta el respeto a ti misma.

Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo”.

                              -Abraham Lincoln-

femina_creencias

Es importante observarnos para hacernos conscientes de cómo en muchas ocasiones se nos repiten los mismos acontecimientos y dejar de “creer” que esto se debe a la casualidad, ya que esto no deja de ser una creencia.

Préstate atención. Date cuenta de cómo piensas, y transforma todos esos pensamientos que te mantienen ofuscada en esos otros que te hagan disfrutar… se consciente de ello, no te conformes con el malestar. Busca medios para conseguir tal fin, relajación, reiki, yoga, pintar mandalas, meditación…

Como Mingyur Rinpoche dice a menudo, la conciencia es la esencia de la meditación. Lo que quiere decir es que practicar meditación es un proceso de explorar el corazón y la mente, de experimentar la riqueza de la conciencia misma. Esto implica que la meditación no pretende eliminar las cosas que no nos gusten de nosotras mismas, ni tampoco de convertirnos en “mejores” personas. Es una herramienta práctica que nos permite entrar en contacto con nuestra verdadera naturaleza.

Incluso a nivel científico Bruce Lipton en su libro “The Biology of Belief” nos aporta esta idea:

“…cuando cambiamos nuestra manera de pensar y aprendemos nuevas maneras de percibir, podemos cambiar nuestro ADN. En otras palabras, puedes influir en tu estructura genética y alterarla, modificando tu visión de ti misma y de tu lugar en este glorioso misterio que llamamos vida. Tus percepciones tienen el poder de cambiar tu constitución genética; tus creencias pueden controlar y controlan tu biología. Esto puede sonar radical e incluso imposible, pero es este conocimiento el que te llevará a decir adiós a las excusas que has adoptado sin darte cuenta.”

Nadie es consciente de su capacidad, hasta que la pone a prueba.

Y como dice el dr. Joe Dispenza

“Todas las veces que intentaste cambiar el pasado fracasaste quizá porque tu forma de pensar era limitada. Seguramente creías que lo que necesitabas era que las circunstancias exteriores cambiarán. Si pasara esto, ocurriría aquello. Causa y efecto”.

Lo que ha cambiado mi vida de manera profunda y positiva, es entender que cambiar nuestra mente (y tener, por lo tanto, nuevas experiencias y obtener nuevas percepciones) es una cuestión de dejar el hábito de ser la misma de siempre. Es decir, cuando cambias tu forma de pensar, cambia tu vida.

¿Tu que crees?

fémina_firma

2 comentarios en “¿Eres consciente?

  1. Totalmente de acuerdo, nuestra forma de pensar o de vivir a veces es la que nos inculcaron de pequeños o por la misma sociedad, esto nos limita y vivimos sin ver que hay más allá. Abriendo nuestra mente, cambiando nuestra forma de pensar, siempre en positivo, nos lleva a encontrarnos a nosotros mismos y esto nos conduce a ser feliz.

    View Comment
    1. Hola Geraldine!
      si, estoy de acuerdo…nuestros padres nos han educado según valores e ideas que en su momento les ayudaron a ellos, puede ser que actualmente nos limiten. Al poner conciencia en ello podemos reconocer que lo hoy nos va bien, quizás mañana no. Sin duda el objetivo es encontrarnos a nosotr@s mism@s!
      Gracias por tu aportación! 🙂

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *