¿Cuantas cosas necesito para ser feliz?

Las cosas que necesito son las cosas que tengo.

“Haz que el barco de tu vida sea ligero, cargado sólo con lo que necesitas: una casa familiar, placeres sencillos, uno o dos amigos que merezcan tal nombre, alguien a quien querer y que te quiera, un gato, un perro y una pipa o dos, suficiente comida y el abrigo necesario, y un poco más de la bebida que precisas, porque la sed es una cosa peligrosa”                         -Jerome Klapka-

Tal y como dice Elsa Punset en el prólogo del libro “Una mochila para el Universo”: he movido cajas de recuerdos, fotos, cosas que ocupaban espacio, y he decidido regalarlas o tirarlas. He hecho limpieza a fondo del pasado, sin sentir nostalgia.. ¿Qué ha cambiado? Pues…he cambiado yo; porque tener las cosas y fotografías en cajas guardadas, es como hacer un tributo al pasado, como un pequeño cementerio en casa.

 

“Quien no es feliz con poco, no lo será con mucho”. –Lao Tse-

He visto una película/documental finlandés muy interesante: “My Stuff” (Lo imprescindible para vivir).

Sinopsis:

Petri tiene 26 años y se siente completamente perdido. Abandonado por su novia, acorralado por una enorme hipoteca y con una tarjeta de crédito al límite, Petri siente que su vida está vacía mientras su piso está lleno de cosas.

Hay algo que echa de menos, así que decide averiguar qué es lo que realmente le falta embarcándose en un experimento con tres reglas: durante un año todas sus pertinencias materiales estarán en un almacén, sólo podrá recuperar una cada día y se prohíbe comprar nada de nuevo.

Pero este no es el tema principal. El tema de Petri, y de todos nosotros, es que deberíamos saber priorizar lo importante de la vida: las relaciones humanas.

En mi caso, hace años me uní al lema de: “Mejor cuanto más grande”, y “Más es mejor”. Una casa grande, dos coches, muchas comodidades y “juguetes” típicos de ese estilo de vida.

Hace unos 3 años mi situación personal cambió y con ello mi forma de enfocar las verdaderas necesidades materiales del día a día.

La crisis económica y personal me obligó a iniciar este camino de forma involuntaria.  Así que comencé a simplificar mi vida y decidí quedarme sólo con lo realmente necesario.

Empecé a vender muchas cosas, aquellas que ya no necesitaba. Aprendí mucho del mercado de segunda mano tanto de la compra como de la venta;  y por otro lado me hizo conocer a personas en la misma situación que yo. Descubrí que lo que para unos no es útil, en la actualidad, para otros puede ser muy necesario.

 

intercambio 2

Aún así me sorprendí de la cantidad de cosas que acumulamos, a veces sin sentido.

Una frase que me gustó mucho del film fue que “tener cosas implica responsabilidad y no son las que proporcionan nuestra felicidad”.

Por supuesto ayudan, sobretodo aquellas que son imprescindibles de verdad…

Afortunadamente he podido comprobarlo sin llegar a un experimento tan radical, como el del protagonista. 🙂

Prefiero el estilo de conseguir vivir de forma sencilla; reducir gastos y pretensiones. Mantener comodidades, eliminar complejidad, y minimizar las obligaciones que implica el consumismo rampante y tener más cosas de las necesarias.

El protagonista tardó sólo un año en ser consciente de ello. A mi las cosas me cuesta un poco más aprenderlas, pero poco a poco y afianzando lo aprendido…

firma

2 comentarios en “¿Cuantas cosas necesito para ser feliz?

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Mi caso es similar. Y cada vez me doy más cuenta que con lo mínimo es mejor. Te sientes más libre y te ayuda a no ser dependiente. … y eso se extrapola a todo. Continuemos trabajando. Es increíble! !!!!

    View Comment
    1. Hola Mercedes!!
      Es cierto que a veces tener cosas te crea dependencia, y estoy de acuerdo contigo… continuemos con nuestro trabajo interior, y valoremos cómo nos sentimos con ello. 😉
      Gracias guapa!

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *