Crisis de los 40, ¿mito o realidad?

Testimonio de una crisis personal

Estaba pasando por un momento en que me sentía desdichada, sin embargo, mis familiares y amig@s me decían que tenía mucha suerte, y me exponían todas las razones emocionales y lógicas por las que “debía” sentirme feliz…aún así yo sentía que me faltaba algo.

Me mantenía ocupada fuera “haciendo” todo tipo de cosas, una persona activa, contenta, sociable, inquieta, extrovertida… Pero a solas en casa, sentía un vacío.

Llegué a la conclusión de que toda mi felicidad provenía de las personas, cosas, lugares del exterior y las necesitaba para sentirme bien.

Así que comencé a la búsqueda de mi “sentir”.

Leí este texto en el libro del Dr Joe Dispenza:

“Entre los 30 y los 40, ya tenemos la personalidad formada y hemos vivido prácticamente todo cuanto la vida puede ofrecernos. Por eso podemos prever los resultados de la mayoría de vivencias; ya sabemos cómo nos harán sentir antes de que sucedan. Al poder prever las emociones que seguramente sentiremos, decidimos si queremos vivir esta experiencia conocida. Aunque todo esto tiene lugar en las profundidades del inconsciente.

Nos despertamos cada mañana y sentimos que todo sigue igual que siempre. El entorno, del que tanto dependemos para evadirnos de la pena, la culpabilidad o el sufrimiento que nos carcome por dentro, ya no nos sirve. ¿Como podemos hacer desaparecer estos sentimientos?.

Es la crisis de los 40 que la mayoría conocemos. Algun@s intentan por todos los medios impedir que sus sentimientos enterrados salgan a la luz volcándose todavía más en el mundo exterior. Se compran el coche deportivo, o alquilan un barco. Hay quien se toma unas largas vacaciones. Otr@s se inscriben en un centro social para hacer nuev@s  amig@s. Algunas personas recurren a la cirugía plástica. Muchas otras redecoran o reforman su hogar.

Cuando usamos la diversión para evadirnos, ¿sabes lo que acaba pasando?. Que cada vez dependemos más de cosas externas para cambiar por dentro. Tarde o temprano descubrimos que necesitamos una mayor dosis de lo que nos hace sentirnos mejor. Y se acaba convirtiendo en una agotadora búsqueda de placer y en un intento de evitar sufrir a toda costa.”

femina_dudas_crisis

A excepción del barco y la cirugía plástica, del resto he vivido y experimentado cosas similares.

Así soy consciente de la cantidad de energía malgastada intentando mantener una imagen que no me hacía feliz, y lo agotador que me resultaba la contradicción entre lo que pensaba y lo que sentía realmente.

En ese momento se desprendió la fachada, comencé a despertar y a encontrarme con mis sentimientos, a pensar que estaba cansada de intentar hacer feliz a la gente, de vivir para los demás, de obsesionarme con mi aspecto o con lo que los demás pensasen de mí, quería liberarme de esas cadenas, y no quería que fuese a raíz de un trauma o de una crisis profunda. Pensé: Ahora es el momento.

La recompensa… sentir satisfacción, sentirme libre, creativa e inspirada.

¿Has sentido esta crisis? ¿Cómo la has superado?

Ya me contarás si te ha pasado alguna vez algo así, pues me encantaría conocer tu testimonio.

Un abrazo,

fémina_firma

2 comentarios en “Crisis de los 40, ¿mito o realidad?

  1. Hola buenos días preciosa. Me ha gustado muchísimo tu artículo. Sí, me siento totalmente identificada, pero no a los 40 si no más tarde 45-47. Lo cierto es que te planteas tantas cosas. .. miras hacia atrás y ves que se ha pasado media vida y ¿que has hecho en realidad para ti ? Es cierto al menos en mi caso siempre he estado viviendo para los demás y fue a los 50 cuando he empezado a ser yo de verdad, y a ir poco a poco poniendo las cosas en su sitio, a valorar no el día sino el momento y disfrutar más y mejor de todo y tod@s…… menos mal que nos damos cuenta. Somos privilegiad@s hay personas que mueren sin saber vivir. Graciassss ❤ ?

    View Comment
    1. Hola Mercedes!
      Estoy de acuerdo contigo en que somos privilegiad@s. Por ello ponemos nuestro granito de arena, con nuestras vivencias podemos ayudar a otras personas que se encuentran en la misma situación. Desprenderse de la identidad que habíamos creado es realmente complicado y requiere tiempo, paciencia y apoyo.
      ¡¡Muchas gracias por tu testimonio, es de gran valor!!!
      Un beso! 🙂

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *