Creencias que nos detienen

Esas creencias que nos expanden o nos limitan

Nuestras creencias pueden hacer que disfrutemos de nuestra vida… pero también pueden dificultar nuestro paso por ella.

Elsa Punset nos dice en su libro “Una mochila para el Universo”

“Mirada con poca perspectiva, esta vida nos puede parecer muy confusa y nuestros comportamientos humanos impredecibles. Nos pasamos los días ensayando en qué cajitas mentales podríamos encajar a las personas, los objetos y las experiencias que vamos acumulando, principalmente porque NO nos han enseñado un sistema más sensato.

Para enfrentarnos a ese caos mental y emocional, quizás adoptemos algunas creencias inmutables construidas al hilo de la interpretación de experiencias personales más o menos afortunadas, de refranes populares y de las opiniones de nuestros padres, que tampoco tuvieron método ni ayuda para organizar sus propias cajitas.”

Poca cosa se ha hecho en la vida si lo que crees a los siete años sigue siendo lo que sientes a los treinta y siete. Es necesario desprenderse de viejas ideas, costumbres, opiniones y, a veces, incluso de viej@s compañer@s.

femina_eres_haces

No pueden recibirse cosas nuevas si no hay espacio para ellas. Alguien parece y se siente más joven cuando se despoja de su antiguo bagaje, aunque no lo es…por supuesto.

Considero que realmente nadie se conforma indefinidamente con una creencia; necesitamos verificar las opiniones confrontándolas con nuestra vida real. Lo que ayer estuvo bien, quizás ya no lo está hoy; y quien sabe lo que estará bien mañana. La confianza ciega puede llevar a la pérdida de la verdadera identidad y no permite que la persona decida libremente.

Lo que está bien y lo que está mal se basa en un conjunto de reglas que han ido evolucionando a partir de enseñanzas, valores culturales y conveniencia política. Todas ellas provienen de fuera de nosotr@s mism@s, de nuestras creencias culturales.

Como dice Miceal Ledwith:

“¿Cuál es la diferencia entre creencia y conocimiento? Bueno, creemos en una cosa por la autoridad con que está investida, ya sea de una persona o de otra cosa. Tenemos conocimiento sobre algo cuando lo hemos experimentado personalmente; por ejemplo, si hubiéramos andado sobre el agua, sabríamos que es posible hacerlo y jamás volveríamos a ponerlo en duda. Pero si solamente nos lo creemos porque alguien lo dice, bueno, entonces, es sólo filosofía, una abstracción; para evolucionar, es imprescindible transformar la creencia en conocimiento, o en experiencia, o en sabiduría”.

Y… SI, tengo creencias:

Creo que todo el mundo tiene inquietudes ocultas y talentos no descubiertos.

Creo en meditar sobre mis acciones que hago y en la medida que éstas afectan a otras personas.

Creo en aprender de todos los seres humanos y de la naturaleza sobretodo, detenerme de vez en cuando y dar gracias por ello.

¿Y tú que crees?

firma

4 comentarios en “Creencias que nos detienen

  1. Mí querida Ángeles
    como siempre tú reflexión dando en el clavo de la cosas para mi la vida há sido la escuela de aprender y quitandome todos los perjuicios que mi madre desde pequeña me había infundido. todo estába mal y lo que pensará la gente era más importante que lo uno sienta.
    pero con los años me liberen de todos y confió en mís intuiciones y desde que lo hago estoy mas tranquila por qué yo creo que tú instinto te va diciendo que tienes que hacer .
    besos

    View Comment
    1. Hola Puri!

      Gracias por tus reflexiones. 🙂
      Estoy de acuerdo contigo que las creencias que nos marcan desde niñ@s pueden afectarnos para nuestro desarrollo personal. Afortunadamente podemos liberarnos de creencias limitantes y con ello aspirar a obtener nuestra propia visión de la vida.
      Un abrazo 😉

      View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *