Archivos de la categoría Superación personal

La superación personal, no se trata de donde vienes, sino hacia donde vas

Vivir aquí y ahora…todo un placer

Vivir es un placer, ¿no te parece?

En su libro El juego de la vida, Chérie Carter-Scott, lo define así:

“El placer es la manifestación física de la alegría. Tu cuerpo te ofrece el deleite a través de los cinco sentidos: una magnífica puesta de sol, saborear nuestra comida preferida, escuchar una melodía sublime o la suave caricia en nuestra piel.”

Es muy importante la forma de empezar el  día. Despertarte con la sensación de gratitud en el corazón por el nuevo día, por sentir tu vitalidad, con alegría y en armonía con el ritmo de la vida en su  totalidad.

Sin duda el significado de la vida es diferente para cada persona. Descubrir mi propósito en la misma es uno de mis mayores desafíos diarios, así no siento que la vida es algo que me sucede y no me siento víctima del destino o de las circunstancias.

Por supuesto, a veces me olvido de la importancia de disfrutar de cosas cuando me dejo llevar por las obligaciones y exigencias del día a día, y es que ya lo dice bien ese proverbio “Demasiado trabajo y poco juego te vuelven aburrid@”. Porque mi hija no sabe de proverbios y me lo hace entender. 😉

Casi todo el  tiempo vamos con tanta prisa que nos perdemos y nos quedamos sin absorber  toda esa belleza que nos rodea… ¿Cuántas veces al día, mientras vamos de aquí para allá, nos paramos a observar la abundancia de la naturaleza y la belleza que nos rodea para dar gracias?

femina_abismo_hadas
Conciencia de vivir en el presente

Hay formas diarias y sencillas para ayudarte a ser más consciente del placer de vivir. Por ejemplo ampliar tu nivel de energía con fotografías; aquellas tomadas en momentos de felicidad, de amor, de alegría. También fotografías de la naturaleza que te inspiren. Ponlas en tu casa, lugar de trabajo, coche, etc.

Elsa Punset, en su libro Una mochila para el Universo dice. “Vivir en el presente significa hacer un esfuerzo de valentía, para no aferrarse a un montón de vivencias y realidades tristes o caducas. Cuando abandonamos lo conocido, las pequeñas costumbres, los pensamientos de siempre, de entrada sentimos mucha soledad”.

Y es que no es lo que somos ni lo que tenemos.

No es donde estamos ni lo que hacemos.

Nada de esto nos hace felices o desgraciados. Es lo que pensamos sobre todo ello lo que marca la diferencia.

¿No te gustaría tener una frase mágica que sirviera para evitar las discusiones, para eliminar malos sentimientos, crear buena voluntad y hacer que las personas se sientan felices con la idea de vivir?

O…tener un interruptor y conectarnos con la alegría de vivir,… sencillamente. 🙂

¡Que tengas muy buen día!

femina_firma_blog

¿Qué relación tienes con tu madre?

Nuestras madres y nosotras.

La relación con la madre es una de las más significativas como base para las demás relaciones en nuestra vida. En la infancia la madre es el reflejo donde nos miramos, es nuestra totalidad.

Para las mujeres, representa el modelo femenino. Para el hombre condiciona su elección de pareja y mientras no madure, seguirá siendo hijo…de su mujer.

Muchas veces actuamos con l@s hij@s justo al contrario de lo que hemos recibido de pequeñ@s, y esto puede ser perjudicial. Necesitamos reconocer nuestras heridas, ocuparnos de ellas y sanarlas, sobretodo perdonar a nuestra madre por lo que pensamos que nos hizo o dejó de hacer, por sus miedos, ansiedad, perfeccionismo, el abandonar sus propias necesidades, su victimismo, tristeza…etc. Ya que las que somos madres sabemos que hagamos lo que hagamos, siempre nos gustaría hacerlo mejor.

Tradicionalmente, a las mujeres se nos ha enseñado que es noble cargar con el dolor de los demás; que el cuidado emocional es nuestro deber y que deberíamos sentirnos culpables si no lo hacemos.

El rol de cuidadora emocional nunca ha sido un rol genuinamente nuestro, simplemente forma parte de nuestro legado de opresión. Si lo miramos así, dejaremos de consentir que la culpa nos controle.

femina-embarazo

Este escrito de Bethany Webster describe la ruptura del linaje materno:

“Tenemos que desintoxicarnos de los hilos patriarcales en nuestro linaje materno para avanzar en nuestro empoderamiento.

 La madre cumple la función de “proveedora de la iniciación” lo que lanza a la hija a vivir su propia vida, pero este rol es solo posible en la medida que la madre haya experimentado o vivido su propia iniciación. Pero los procesos sanos de separación entre madres e hijas están muy boicoteados en la cultura patriarcal.

Hemos de lamentar que nuestras madres no puedan ofrecernos una iniciación que ellas nunca recibieron y embarcarnos conscientemente en nuestra propia iniciación

Si no hacemos un duelo sincero de nuestra necesidad insatisfecha de cuidado maternal, inconscientemente interferirá en nuestras relaciones, causando dolor y conflicto”.

 En algunas terapias se hace una carta de reconciliación con la madre. Tanto si es para entregársela, como si es para tenerla o para escribirla y destruirla, es otro método que puede ayudar al proceso de curación.

Aceptar a nuestra madre más allá de sus errores y sus limitaciones nos ayudará al proceso de curar nuestra niña interior. El ser más compasiva nos ayudará a aceptarla. Nuestra madre no puede ofrecernos aquello que no tiene, si miramos su linaje y bagaje, probablemente seamos más conscientes de nuestras vivencias con ella.

Por otro lado nuestra niña interior seguro también está triste o se siente culpable si en alguna ocasión hemos juzgado o rechazado a nuestra madre. El perdón y agradecimiento nos ayuda a perdonarnos y aceptarnos a nosotras mismas, y reconocer que no somos ni mejores ni peores que ella.

Es un proceso curativo largo y seguramente doloroso, más nos ayuda a sanarnos a nosotras mismas y nuestras relaciones con los demás. Es un estado de paz que vale la pena sentir.

Encontré un texto que define y motiva a seguir con nuestra dedicación diaria:

Dentro de cien años,

no importará cuánto dinero tenía en el banco,

en que casa vivía,

ni que coche conducía.

Sin embargo, puede que el mundo sea mejor,

porque fui importante

en la vida de una niña.

 

Un abrazo,

mi-firma

Vivir es una aventura

La aventura de vivir tu vida

¿Te ha pasado alguna vez como si hubieses tenido la “misma relación de pareja” con personas distintas?

¿Te has tropezado con el mismo tipo de jef@ una y otra vez?

¿Has notado que el mismo problema se repite con amig@s diferentes?

Hace mucho tiempo vi una película titulada Atrapado en el tiempo, que la interpretaba el actor Bill Murray, en la cual se despertaba siempre en el mismo día hasta que se acababa aprendiendo todas las lecciones que le tocaban ese día. ¿Te suena familiar?

Y es uno de esos desafíos a los que nos enfrentamos para aprender: liberarnos de las conductas que aprendimos como forma de protección personal.

Quedarnos como estamos no nos ayuda a madurar, pero está claro que es mucho más cómodo. El cambio da miedo.

Sigue leyendo Vivir es una aventura

¿Te comparas con los demás?

Compararte y aprender

Considero que observar el comportamiento, actitudes y aptitudes de los demás, puede ser algo positivo en la medida que pueda ser de ayuda y aprendizaje para nosotr@s.

Miro a mi alrededor, la gente, el lugar, las cosas, el tiempo y los acontecimientos (mi realidad). De esta observación, hago lo posible por aprender cosas nuevas, renovar mi perspectiva. No son siempre las cosas importantes o las evidentes. Fijarte detenidamente en lo muy pequeño para que te lleve a lo grande.

Las limitaciones autoimpuestas son las más difíciles de ver, pero comparándonos con las personas de nuestro entorno podemos aprender mucho.

Cuando algo o alguien “me saca de quicio” hay una oportunidad para observar:   en ese juicio hay una proyección (ya sea por envidia, intolerancia o admiración) , ésta es muy positiva para poder reconocer mis propias sombras y trabajar en ellas. Es el primer paso hacia el autoconocimiento.

Sigue leyendo ¿Te comparas con los demás?

Afrontar el final de una relación

El final de una relación

Una de las experiencias más complicadas y delicadas con las que me he encontrado.

El Dr Joe Dispenza explica en su libro:

“La mayoría de las relaciones se basan en lo que tenemos en común con los otros. Piensa lo siguiente: conoces a una persona y enseguida los dos comparáis vuestras vivencias, como si quisierais averiguar si vuestras redes neurales y vuestros recuerdos emocionales van en la misma línea.

Así que os podéis relacionar. Después se forma una relación basada en estados neuroquímicos del ser porque compartís las mismas experiencias, las mismas emociones.

Considera las emociones como energía en movimiento. Si compartís las mismas emociones, estáis compartiendo la misma energía. Los vínculos entre la gente son muy fuertes porque la energía de las emociones es la más poderosa de todas. Mientras ninguno de vosotros cambiéis, las cosas os irán bien.”

Me ha hecho comprender mucho sobre las relaciones y su ruptura, y reflexionando sobre ello es cierto que en mi vida, ha sucedido cuando un@ de l@s d@s ha cambiado profundamente, de tal forma que la otra persona no ha sabido aceptarlo, comprenderlo.

No es exclusivo de una relación de pareja, puede suceder con amistades. Esa amistad que se alimenta de quejas, críticas y victimismo, un círculo vicioso que un día abandonas y que genera el desconcierto alrededor… ya no eres la misma persona!!

Bajarse del tren no es fácil, porque te condicionan a ser “la misma persona de siempre” y exige mucha energía romper los lazos.

“Todos los encuentros con otras personas son experiencias y todas las experiencias son relaciones para siempre. Los Auténticos cierran el círculo de cada experiencia. No dejamos cabos sueltos como vosotros. Si te alejas con malos sentimientos en el corazón hacia otra persona y ese círculo no se cierra, se repetirá más adelante. No lo sufrirás una sola vez sino una y otra hasta que aprendas. Es bueno observar, aprender y almacenar la experiencia para ser más sabi@s. Es bueno dar las gracias, y alejarse en paz.”     –Marlo Morgan “Las Voces del Desierto”-

femina-final-relacion

Si lo has intentado todo y sigues sintiendo que sois adversari@s, abandona.

Según un proverbio budista “Debes cerrar el libro”. Lo mejor de la sabiduría consiste en desprenderse de las cosas, sabiendo a qué hay que poner fin, cuándo y cómo conviene hacerlo. De la manera de “cerrar el libro”, y de cómo abandones dependerá si la historia tendrá continuidad o no.

Me uno a la idea de la editora Harriet RubinCuando una persona pone fin a su vida, o a una relación, sin darle la oportunidad de madurar…eso es autodestrucción. Si te vas de un trabajo por los motivos equivocados (frustración o por humillación, no porque hayas dejado de ser útil), eso es autodestrucción. Romper una poesía que has escrito en lugar de corregirla, herir a alguien con un comentario acusador…son finales que no dejan que la historia tenga continuidad.

El poder de la despedida no reside en la destrucción mala sino en la buena. El final radical, el tipo de culminación que supone una decisión y un cierre: saber cuando acabar la relación con una pareja que no está a tu altura; poner fin a una relación laboral con un subordinado al que te cuesta mucho retener; acabar con un psicoanalista que parece no prestarte atención…son buenos finales. Con ellos llegan nuevos comienzos.”

Piensa que reconocer los límites a veces te produce mayor libertad. No hay mayor poder que tener la libertad de abandonar.

Si alguien te dio la espalda, si alguien lastimó tu corazón, si alguien te dejo para siempre, por supuesto que vas a estar triste y vas a sufrir, pero no hagas tu dolor eterno, ponle un final a la angustia y decide que hasta aquí llegó, y que ahora en adelante vas a sonreír, vas a sacudirte las malas energías, vas a buscar la alegría, el entusiasmo y todas las posibles razones para ser feliz.

Un abrazo

firma

 

Tienes un don especial

¿Has descubierto tu don personal?

Sinceramente creo que tod@s tenemos un don. Tenemos múltiples talentos en los que vamos progresando a diferentes niveles y a medida que maduramos.

Somos únic@s e irrepetibles.

“Estamos en el s. XXI: una nueva caza de brujas empieza a ganar terreno; esta vez el arma no es el hierro ardiente, sino la ironía o la represión.

Todo aquel que descubre un don o por casualidad osa hablar de su “aptitud”, pasa a ser visto con desconfianza.

Y, generalmente, el marido, la esposa, el padre, el hijo o quien sea, en vez de enorgullecerse, le prohíbe cualquier mención al respecto, por miedo a exponer a su familia al ridículo.”     – Paulo Coelho (La bruja de Portobello)-

¿Te has contagiado de la moderna epidemia del “miedo a la insignificancia”?

¿Crees que no eres nadie a los ojos de los demás?

Todo lo contrario…tu vida, tu “don” personal, es muy importante para ti, para todos, para el mundo.

En el libro “Mujeres que corren con Lobos” Clarissa Pinkola dedica un párrafo a ello:

“Creo que todas las mujeres y los hombres han nacido con ciertos dones. Sin embargo, poco esfuerzo se ha dedicado en realidad a describir las vidas y los hábitos psicológicos de las mujeres inteligentes, talentosas y creativas. En cambio, se ha escrito mucho acerca de las debilidades y flaquezas de los seres humanos en general y de las mujeres en particular.”

Tod@s tenemos cualidades que nos hacen diferentes y especiales. ¿Te has planteado qué te hace especial, diferente?

femina-don-teresa-calcuta

Tus amistades y familiares seguro que te dicen que tienes facilidad para hacer algo: pintar, cocinar, leer, escribir, coser, cuidar las plantas…no tiene que ser nada espectacular porque en nuestra vida diaria, los pequeños actos son los que condicionan nuestra existencia.

Nos refugiamos en una zona de confort, y hay una muy distinta…un lugar creativo, desde el que ofrecemos algo único al resto del mundo.

Al colaborar en actos benéficos o voluntariados, me vienen a la cabeza personas que creen que no tienen nada que ofrecer a la sociedad, y en lo poco que a veces se necesita para ser de provecho a la comunidad. En lo maravilloso que resulta conocer y experimentar el sentimiento de la propia valía.

Elsa Punset también comenta en su libro:

“Los humanos vivimos siempre comparándonos. Hoy en día la propia fama se ha convertido en la referencia básica a la hora de medir la valía personal, así que nos comparamos con la imagen que nos llega de los famosos, aunque sean de medio pelo o poco admirables. Y esto hace que se incrementen los niveles de ansiedad y de depresión en todas partes. Es lo que llaman “ansiedad global”.

No nos educan para decidir que somos nuestro principal referente, que necesitamos tener una visión de conjunto de nuestra vida: saber lo que nos importa, al margen de los demás. Pero eso cuesta trabajo y nos educan para imitar y obedecer. Somos únic@s y tenemos algo único que dar a los demás.”

Sigue leyendo Tienes un don especial

La epidemia del miedo…el “robasueños”

¿Has sentido miedo y te has quedado paralizad@ en alguna ocasión?

femina_corazon_miedo

No conozco a nadie que no haya sentido miedo. No pasa nada por sentirlo, siempre que no te impida seguir con tu vida.

El miedo ha de proteger pero no limitar. Mirar a los miedos a la cara, comprenderlos y así poder derrotar muchos de ellos. No se puede vivir constantemente con miedo. Es una emoción primitiva y poderosa que actúa sobre nuestra parte más emocional.

“Desde la infancia el miedo normal moldea nuestras vidas y a menudo nos ayuda a madurar. Sin embargo, el miedo a lo desconocido que hoy nos aflige NO es un reflejo protector saludable ni nos sirve de estímulo para desarrollarnos”.- Luis Rojas Marcos-

Poema- Los miedos (libro Crea tu propio destino de Patrick Snow)

 El salto es aterrador

Desde donde estoy

Hasta donde quiero estar.

Y como puedo ser lo que quiera,

¡Cierro los ojos y salto!

Hasta personajes importantes como Juana de Arco, Gandhi o Martin Luther King nos demuestran que sean cuales sean nuestros miedos si nos enfrentamos a ellos, podemos aprender a superarlos.

Sólo tenemos el sentido de vivir una vez, o sea que cada instante cuenta. El miedo es un derroche de energía; nos impide cumplir con aquello que deseamos.

Sigue adelante con tu vida, persigue tus sueños a pesar del miedo, como dijo Frank Herbert:

“No debo tener miedo

El miedo es el asesino de la mente.

El miedo es la pequeña muerte que trae la destrucción total

Dejaré que me pase por encima y me atraviese

Y cuando haya pasado

Abriré el ojo interno para ver su camino

Por donde ha pasado no habrá nada

Sólo quedaré yo”

Sigue leyendo La epidemia del miedo…el “robasueños”

Renacer: el mito del Ave Fénix

AVE FÉNIX DE LA LEYENDA EGIPCIA:

“El pájaro de llanto melódico y de plumas brillantes de oro y escarlata que después de ser consumido por las llamas resurgió desde sus propias cenizas y volvió a volar victorioso hacia Heliópolis, la ciudad del Sol”.

De pequeña tenía una idea muy clara de la vida que deseaba. Con esa ingenuidad, el primer fracaso me dejó marcada mucho tiempo.

Conforme crecía y vivía desencuentros, amores y fracasos, tenía la sensación de que al recuperarme de cada uno de ellos era como el Ave Fénix: renacía de mis cenizas.

femina-phoenix-2

Estos pensamientos de una anciana, que encontré en las redes, se acerca mucho a lo que pienso…

“No eres lo que solías ser antes, y es completamente normal. Te han lastimado, has pasado por muchos altibajos, los cuales te hicieron lo que eres ahora. Han pasado muchas cosas con el paso del tiempo, esas cosas cambiaron tu manera de pensar, te enseñaron unas lecciones y fortalecieron tu espíritu. Conforme pasa el tiempo, nadie se queda igual, pero algunas personas todavía te dirán que has cambiado. Respóndeles esto: ¡Claro que he cambiado. De eso se trata la vida. Sigo siendo la misma persona pero un poco más fuerte de lo que era antes!.

Todo lo que pasa te ayuda a crecer, incluso si no lo entiendes en este momento. Las circunstancias te van a guiar, corregir y perfeccionar todo el tiempo. Así que no importa lo que hagas, aférrate a la esperanza. El hilo más pequeño se convertirá en un cable inquebrantable. Que la esperanza sea tu ancla y que te ayude a entender que esto no es el final de tu historia, que el cambio de la marea finalmente te llevará a orillas tranquilas”.

¿Conoces a alguien que siempre hable de “los buenos tiempos del pasado”?.

Según el Dr. Joe Dispenza:

“Una persona que siempre piense en “tiempos pasados fueron mejores” lo que en realidad está diciendo es: como en mi vida no está ocurriendo nada nuevo que me estimule emocionalmente; tengo que reafirmarme con los momentos maravillosos del pasado.En un sentido muy real, nos volvemos adictos a los sentimientos de siempre.Dar esta media vuelta es la gran hazaña del cambio personal.”

Cuando he cometido errores en algún proyecto, trabajo, o en mi vida personal, me desafío a intentarlo de nuevo… “a renacer”.

Deja que tu deseo de recuperación penetre hasta lo más profundo. Tienes que sentir la importancia, el estímulo, la integridad de tu cometido; si no la sientes tú, nadie más lo hará.

¿Qué vas a notar?…Carisma: esa fuerza sublime que se manifiesta en la persona. Ese poder que no tenemos que demostrar a nadie, porque todo el mundo lo ve.

Esto no ocurre hasta que te deshaces de tu piel, te quedas desnud@, “mueres” para el mundo y renaces para ti mism@. Haciendo lo que TU eliges , renaces de tus cenizas.

Explícame…¿hay alguna experiencia que te bloquea y no te permite renacer?

fémina_firma