Archivos de la categoría Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional, como la habilidad para entender mis propias emociones y las de los demás

¿Qué quiere una mujer?

Una mujer quiere lo mismo que cualquier ser humano: la libertad para escoger sus propios pasos.

Desprenderse de cualquier atadura nos libera. Nadie puede liberar a nadie, excepto un@ mism@.

“Completa soberanía sobre su cuerpo, mente, espíritu y alma, así como la sanación y protección del cuerpo político del cual forma parte su vida; la libertad y la búsqueda de la felicidad, incluida la libertad total y la seguridad para llevar a cabo su vida como ella considera, y el derecho a la igualdad de género en lo referente al acceso público y doméstico y a la movilidad a través de ese espacio, y la reparación de cualquier agravio que interfiera o inhiba dicha libertad”. -Florence Falk

Bueno, es una definición bastante acertada, aunque no ha de ser la respuesta para todas.

Y es que en la actualidad todavía continuamos con la “lucha” por ser femeninas y libres. La feminidad es una riqueza inmensa y merece ser tratada como tal.

“Cuando a los hombres se les ofrece una idea mágica nueva, piensan y hablan y discuten sobre ella, mientras que las mujeres se limitan a hacerla.” – Brujo indio Don Juan-

Para no andar por la vida arrastrada por las circunstancias, vamos a centrar la mirada en lo que de verdad nos importa, en lo que nos hace especiales, en el valor que aportamos al mundo. Cuando estás centrada en tu propia búsqueda, en ser tú misma sin despreciarte por culpa de comparaciones inoportunas, superas una parte debilitante del miedo al rechazo de los demás y al fracaso, y ganas tiempo, energía y fuerza para ponerte al servicio de lo que de verdad te importa.

Cualquier mujer que decida que quiere más de lo que le ha “tocado” vivir, tiene que actuar para cambiar sus circunstancias; se da cuenta de que tiene que valerse por sí misma, ese es un despertar heroico. La forma es superar esa adversidad, o superarse a sí misma, con su propio ingenio.

“Por cada momento que pases enfadada, exasperada, angustiada, furiosa o dolida, a causa del comportamiento de otra persona, será un instante en el que renuncias al control sobre tu vida”.

“Son nuestras elecciones las que muestran quienes somos realmente, mucho más que nuestras habilidades” – J.K. Rowling (escritora)

Así que la pregunta es:

¿Qué quieres tú?

Película “Mujeres de El Cairo”

Ayer vi una película que me impactó: “Mujeres de El Cairo”

Sinopsis:

El lugar: El Cairo, en la actualidad. Hebba y Karim están casados y son periodistas de éxito, jóvenes, ricos y guapos. Hebba es la presentadora de un popular programa de debates políticos en una cadena privada de televisión, pero su tenacidad antigubernamental pone en peligro la promoción que desea su marido de ser director de un periódico propiedad del gobierno, ya que los peces gordos del partido político convencen de que las intromisiones de su mujer en el plano político ponen en peligro su promoción. Él la presiona, y ella acaba prometiéndole que bajará su propio ritmo.

Entonces, decide ocuparse de historias femeninas. El éxito es inmediato. Hebba cautiva a millones de espectadores con hechos reales, llenos de sorpresas, de violencia, de giros inesperados, desde los barrios pobres de El Cairo hasta la alta burguesía, implicando de paso a miembros del Gobierno, en un torbellino sensual y de inventiva novelada.

Pero ¿dónde acaba la política y dónde empieza la cuestión de la condición femenina? Hebba no tarda en descubrir un terreno minado a base de abusos, engaños religiosos, sexuales y… políticos. De entrevistadora, Hebba pasará a ser una de las protagonistas en uno de los programas”.

Sigue leyendo Película “Mujeres de El Cairo”

Te envidio mucho

Envidia, ni tenerla ni temerla.

La envidia es un sentimiento que surge cuando pensamos que otra persona tiene algo que sentimos que merecemos tener. Podemos sentir esa envidia o ser objeto de ella.

Alegrarse por la desgracia ajena, tiene mucho que ver con la envidia.

“Pocas personas son lógicas. Casi todos tenemos prejuicios e ideas preconcebidas. Casi todos nos hallamos cegados por esas ideas, por los celos, sospechas, temores, envidia y orgullo. Y en su mayoría las personas no quieren cambiar de idea acerca de su religión, o su corte de cabello, o el comunismo, o su actor de cine favorito”.

¿Qué te parece esta deliberación de Dale Carnegie?.

Hay personas que al lograr desarrollar su potencial personal o profesional, provocan en su entorno desconfianza y sentimiento de inferioridad, ello puede despertar envidia y celos.

En muchas ocasiones la envidia de los demás puede hacer que te acusen o señalen con el dedo o haya comentarios maliciosos sobre ti tanto personalmente como por redes sociales y mediante los cotilleos.

No tener en cuenta esos comentarios y seguir con tu vida cotidiana es la mejor forma de acallar esas voces que acaban aceptando que no te afectan.

“La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.”

-Miguel de Unamuno-

Cuanto menos autoestima tienes, más posibilidades hay de que sientas alegría en vez de compasión cuando algo les va mal a los demás (tienes la la sensación de que no sólo tu has “fracasado”). Pero considerar débiles a los demás, alimenta y atrae más de tu propia debilidad.

Criticarlos constantemente puede ser una forma de compensar la falta de amor propio. Piénsalo bien: la envidia paraliza y envenena.

Dice Elsa Punset que la competencia “sana” es desear lo que tiene otra persona y esto sin llevar al extremo es una forma de no quedarse atrás. Pero el problema es cuando sientes mucha envidia, entonces se activan nodos de dolor físico en tu cerebro. ¿Interesante verdad?

Un abrazo.

¿Alegría es la ausencia de…algo?

Sentir alegría por vivir la vida

La alegría NO es la ausencia del sufrimiento, la ausencia de desafíos ni la ausencia de cualquier otra cosa. Vivir con alegría significa ampliar el sentido de bienestar interior que nos permite reconocer lo que sea que ofrezca el momento presente.

No basta sólo con sobrellevar las desilusiones y las preocupaciones, sino que necesitamos herramientas que nos ayuden a cerrar heridas, a hacer elecciones inteligentes y a retomar fuerzas para seguir el camino.

El mero hecho de existir es motivo de dicha y celebración. No es preciso esperar un momento concreto o alcanzar un logro determinado para experimentar alegría, sino que es una filosofía de vida basada en sentir felicidad y gratitud por estar presente, aquí y ahora.

Es una actitud que nos compensaría si ya estuviese presente como asignatura escolar desde la infancia. 🙂

Sigue leyendo ¿Alegría es la ausencia de…algo?

Cuestión de valor personal

¿Sientes tu valor, te valoran?

Me incluyo dentro del grupo de personas que tiene como objetivo superar la tendencia a infravalorarse.

Esto es algo que, sin duda, me ha frenado en el desarrollo de mis cualidades, impidiéndome ser como realmente soy y poder compartir ese potencial con mi entorno.

No es algo que se haga de forma consciente, sobretodo en la actualidad donde tenemos o “deberíamos” tener muy clara la importancia de valorarnos, ya que leemos, escuchamos, hacemos cursos sobre ello…

Incluso teniendo personas que como maestr@s nos indican esta importancia, en nuestro interior algo impide que podamos reconocer este valor y manifestarlo.

No estoy hablando en exclusiva del valor monetario. No del precio que tiene mi tiempo o mis ideas.

Ya que tal y como explica Elsa Punset: “Una de las creencias más arraigadas, es que la abundancia es tener más que nadie, un lema radical que implica que el dinero tiene derecho a marcar las reglas de nuestra convivencia. Tendremos que aceptar, a la luz de lo que estamos aprendiendo acerca del bienestar físico y emocional de las personas, que el dinero por encima de un umbral medio ocupa un lugar modesto en nuestra felicidad y que su consecución no puede estar reñida con la consolidación de entornos educativos, afectivos y laborales que alimenten las necesidades humanas básicas de afecto, seguridad, creatividad y bienestar”.

Es que al infravalorarse las personas de mi entorno, también lo hacen conmigo.

Supongo que el principio de esto es el temor. Miedo a fracasar y tener que reconocer que no somos capaces. Y dejamos de insistir y de combatir este miedo para alcanzar nuestro objetivo.

Sin duda, si hay que por algo, es mejor destinar esa energía a luchar por algo tangible para un@ mism@, como la libertad de realizar algo importante para ti.

No te compares con los demás. No dejes que pequeños contratiempos te detengan.

Haz una declaración, una promesa que te haces a ti misma: “Declaro que no volveré a infravalorarme en esta situación.”

Porque la realidad es que nada ni nadie te puede quitar valor a menos que tú le otorgues ese poder.

Un abrazo

Isabella Rossellini: la elegancia no tiene edad

Isabella Rossellini: inteligencia y elegancia

Hace unos meses escribí sobre la película “Joy” que me pareció muy interesante por ser la vida de una mujer emprendedora en una época en que ni siquiera existía ese concepto.

En ella aparece Isabella Rossellini, cuya opinión sobre el film comparto. Es una película feminista que trata de una mujer centrada en su carrera, que lucha por ella sin la ayuda de ningún “príncipe azul”.

 

De esta mujer admiro su independencia, su sinceridad al declarar su edad real, el glamour que no está reñido con la inteligencia y la defensa hacía las mujeres en un mundo tan complicado como el del cine y la tv.

Tiene un extenso currículum: periodista, modelo, actriz…y también escritora, de su propia vida.

Os dejo dos extractos de entrevistas que leí.

La revista- La revancha de Isabella

P.-Usted es una mujer muy carismática entre las mujeres, incluso más que entre los hombres.

R.-Sí, y me siento muy orgullosa. No sé por qué, pero a raíz de mi trabajo como modelo se estableció una especie de empatía con las mujeres, quizás porque no intento ser perfecta ni esconder mis fallos. Para mí, la belleza está en aquello que nos hace únicos, en lo singular y en lo original. La belleza que yo admiro no oculta los defectos, sino que los transforma en parte del estilo. Me han inspirado la risa de Anna Magnani, las cejas de Frida Kahlo o incluso las uñas descuidadas de Audrey Hepburn. A mí me parecen bellas las mujeres con fuerza, mujeres legendarias que me impresionaron porque fueron capaces de ser ellas mismas. Creo que no hay verdadera belleza sin un toque de imperfección.

P.-¿Cómo define entonces la elegancia?

R.-No hay nada más elegante que una mente libre.

P.-Rescindieron su contrato con Lancôme por considerarla demasiado mayor, y ello la ha convertido en una especie de portavoz oficial de las mujeres con más de 30 años. ¿Se siente a gusto en ese papel?

R.-Sí, tengo 46 años y me parece un rol más que justificado. Di la cara, dije que no era una niña. ¿Cuál era el problema? Por eso, a través de mi línea y de los anuncios he querido hacer una declaración sobre lo que me parece bello. Me parece hermosa la gente con personalidad, con estilo, con encanto, los que sacan lo mejor de sí mismos, no alguien cuya única cualidad es ser joven.

Por Stephanie Milla

http://www.elmundo.es/larevista/num191/textos/isabella2.html

La revista SModa del El País (Junio 2016) Texto: María Ovelar

El don de la elegancia

– Donde David Lynch es misterio y atmósfera, Isabella Rossellini es presencia.

“De jóvenes, las mujeres estamos sometidas a mucha presión; hallar un trabajo, ganar dinero, ser madres. Pero a medida que nos hacemos mayores, nos aclaramos. Nadie habla sobre lo maravilloso que es envejecer, no se trata de tener o no arrugas, sino de encontrar nuestra voz”.

En mi familia, el talento de mi madre (Ingrid Bergman), se consideró una excepción. El mundo tenía otros planes para las chicas de su generación y para las de la mía. Ella me animó a construir una carrera.

Hemos demostrado que podemos ser presidentas, abogadas, cirujanas. Pero la responsabilidad del hogar recae sobre nosotras. El mayor desafío de nuestra época es conseguir conciliar profesión y maternidad.

-Se cumplen 30 años del estreno de Terciopelo Azul, en su momento escandalizó, donde se comparó con el porno. ¿La reacción sería la misma hoy?

Difícil saberlo…David trasciende las tendencias. Solía decirme “La vida es misterio”. El se centra en los enigmas. Sus filmes no narran un momento, capturan lo recóndito. Eso no pasa de moda. Aún hoy, la desnudez como sinónimo de violación es impactante. ¡Estamos hart@s de tanta sexualidad!

-Su madre fue una visionaria: casi no se maquillaba y, curiosamente, no tenía estilista

Cuando llegó a Hollywood, tenía 22 años. El productor David O. Selznick, célebre por transformar a las actrices, le recomendó un cambio de look. Mi madre se negó, en ese caso prefería regresar a Suecia. Entonces Selznick reculó: “¡Ya lo tengo, será la primera actriz natural!”

-Y creó un personaje

Uno a medida de ella: deportista, independiente (conducía su coche), accesible. Y, sí, …tampoco tenía estilista. Hoy ese asunto es una locura, los medios solo hablan de la alfombra roja, que se ha convertido en un negocio.

……………

Una mujer apasionante, ¿no te parece? 😉

 

Un abrazo

 

Pobreza…¿Sentimiento o estado?

Pobreza: una palabra que tiene diferentes interpretaciones.

Tras leer la frase de William J.H.Boetcker, me puse a reflexionar sobre la diferencia en lo que ocurre a nivel real y lo que ocurre en nuestro interior.

En este caso evidentemente, habla de dinero. Tan importante en nuestras vidas y al que en muchas ocasiones le otorgamos un valor vital superior al real.

Mucha gente cree que no hay relación entre sus creencias y el dinero, sin embargo si que la hay; ya que en ocasiones esas creencias chocan frontalmente con sus deseos.

Quieren prosperar económicamente, y a la vez se sienten incómodos si hablan de dinero  y reprochan a aquellas que YA han conseguido el éxito económico. Esta incoherencia impedirá que los deseos de tener éxito económico se hagan realidad, ya que no se puede conseguir aquello que constantemente se critica y se le pone energía negativa.

Siempre es buen momento para romper los tabús sociales y empezar a perder el miedo a hablar de dinero. Podemos comenzar en nuestro entorno más cercano, nuestra casa, hijos, padres.

“La sociedad abierta es aquella en la que los hombres han aprendido a ser en cierta medida críticos de los tabús, y basar las decisiones sobre la autoridad de su propia inteligencia”. –Karl Popper- Filósofo

Sigue leyendo Pobreza…¿Sentimiento o estado?

Fábula de Leonardo Da Vinci

 Una fantástica fábula sobre el respeto.

De todas las facetas del genio Leonardo Da Vinci, la de escritor de Fábulas no es muy conocida. En las que se refleja su amor por la naturaleza y sus increíbles dotes de observación.

Así, a través de la naturaleza, los animales, las plantas, los ríos o los fenómenos naturales, Da Vinci enseña a vivir en armonía con el entorno natural y nos indica un camino a seguir.

Esta que transcribo ha sido traducida por María Teresa León y Rafael Alberti.

Fábula “El águila y el búho”

Un águila, cierto día, mirando hacia abajo desde su altísimo nido, vio un búho.

– Qué gracioso animal! – dijo para sí -. Ciertamente no debe ser un pájaro.

Picada por la curiosidad, abrió sus grandes alas y describiendo un amplio círculo comenzó a descender.

Cuando estuvo cerca del búho le preguntó:

– Quién eres? ¿Cómo te llamas?

*Soy el búho – contestó temblando el pobre pájaro, tratando de esconderse detrás de una rama.

¡Ja! ¡ja! ¡Qué ridículo eres! – rió el águila dando vueltas alrededor del árbol -. Eres todo ojos y plumas.

Vamos a ver – siguió, posándose sobre la rama -, veamos de cerca cómo estás hecho. Déjame oír mejor tu voz. Si es tan bella como tu cara, habrá que taparse los oídos.

 El águila, mientras tanto, ayudándose de las alas, trataba de abrirse camino entre las ramas para acercarse al búho.

Pero entre las ramas del árbol un campesino había dispuesto unas varas enligadas y esparcido abundante liga en las ramas más gruesas.

El águila se encontró de improviso con las alas pegadas al árbol y cuanto más forcejeaba por librarse, más se le pegaban todas sus plumas.

El búho dijo:

Águila, dentro de poco vendrá el campesino, te agarrará y te encerrará en una jaula. O puede que te mate para vengar los corderos que tú te has comido. Tú que vives siempre en el cielo, libre de peligros, ¿qué necesidad tenías de bajar tanto para reírte de mí?

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

Respetar y valorar.

Hay seres que se creen superiores a los demás y centrados en su intención de asustar con ese poder, no se dan cuenta que hay otros superiores a ellos.

Un abrazo