Archivos de la categoría Guia emocional

Guia para entender nuestras propias emociones

¿La era del conocimiento?

O la era del conocimiento condicionado

El conocimiento es el estímulo más importante para saber cual es el potencial de la vida.

“Hoy en día ¿qué clases de conocimientos presentan al público los medios?. Sólo los necesarios para hacer que la gente salga a la calle a comprar una hamburguesa”. – John Hagechin-

Hamburguesas o Pokemons, hemos de discernir y filtrar toda la información que recibimos. Parece que todo sirve. Y el Dios “Google” considera que tiene la respuesta a todo lo que necesitamos saber. ¿Es así?

Uno de los mejores consejos que recuerdo es: “Encuentra a aquellos de quienes puedas aprender sabiduría y estudia sobre ello”.

La sabiduría viene tras convertir la experiencia en conocimiento.

¿Hemos dejado de mirar a través de nuestros ojos para mirar a través del objetivo del móvil?

“Estamos creando los efectos de la realidad todo el tiempo. Si tomamos información de una base de conocimientos pequeña, tendremos una realidad pequeña. Si la tomamos de una base de conocimientos grande, tendremos una realidad grande.”– Joe Dispenza-

Somos ignorantes no por falta de conocimientos, sino por no saber conocernos a nosotros@s mism@s.

La cultura del siglo XXI pasar por internet, lo que SI podemos y debemos hacer es aprender a percibir con sensatez toda la información que pasa por nuestras manos, y las de nuestr@s jóvenes.

Aprender a explorar, sondear, comparar y decidir.

No es complicado, es sentido común. 😉

Un abrazo.

 

 

Estoy cansada

Cansada de estar cansada

En estos días una de las frases  que más escucho. “Me siento agotada sin motivo”

El calor nos afecta en las decisiones del día a día. Nuestros circuitos neuronales están recalentados.

Necesidad de demorar los grandes acontecimientos, las grandes decisiones. Todo más despacio.

Me miro al espejo, enojada por sentirme así, ya que en esta sociedad parar casi es un pecado.

Me siento incómoda si se acerca demasiado esa persona en la cola del supermercado.

Perseguida por una caravana de coches, que bajo el sol de mediodía más parece ser una olla a presión.

Así que en este estado de ánimo, este poema de Luis Cernuda viene a acompañarme.

 

ESTOY CANSADO



Estar cansado tiene plumas,

tiene plumas graciosas como un loro,

plumas que desde luego nunca vuelan,

mas balbucean igual que loro.

 

Estoy cansado de las casas,

prontamente en ruinas sin un gesto;

estoy cansado de las cosas,

con un latir de seda vueltas luego de espaldas.

 

Estoy cansado de estar vivo,

aunque más cansado sería el estar muerto;

estoy cansado del estar cansado

entre plumas ligeras sagazmente,

plumas del loro aquel tan familiar o triste,

el loro aquel del siempre estar cansado.

De todo esto, que parece ser sólo negativo, en este poema hay algo positivo, y es la expresión repetida y libre del cansancio profundo, que con su ironía nos saca una sonrisa.

Ya que la realidad es que todo pasa, y esto también. 🙂

Un abrazo.

Cuestión de valor personal

¿Sientes tu valor, te valoran?

Me incluyo dentro del grupo de personas que tiene como objetivo superar la tendencia a infravalorarse.

Esto es algo que, sin duda, me ha frenado en el desarrollo de mis cualidades, impidiéndome ser como realmente soy y poder compartir ese potencial con mi entorno.

No es algo que se haga de forma consciente, sobretodo en la actualidad donde tenemos o “deberíamos” tener muy clara la importancia de valorarnos, ya que leemos, escuchamos, hacemos cursos sobre ello…

Incluso teniendo personas que como maestr@s nos indican esta importancia, en nuestro interior algo impide que podamos reconocer este valor y manifestarlo.

No estoy hablando en exclusiva del valor monetario. No del precio que tiene mi tiempo o mis ideas.

Ya que tal y como explica Elsa Punset: “Una de las creencias más arraigadas, es que la abundancia es tener más que nadie, un lema radical que implica que el dinero tiene derecho a marcar las reglas de nuestra convivencia. Tendremos que aceptar, a la luz de lo que estamos aprendiendo acerca del bienestar físico y emocional de las personas, que el dinero por encima de un umbral medio ocupa un lugar modesto en nuestra felicidad y que su consecución no puede estar reñida con la consolidación de entornos educativos, afectivos y laborales que alimenten las necesidades humanas básicas de afecto, seguridad, creatividad y bienestar”.

Es que al infravalorarse las personas de mi entorno, también lo hacen conmigo.

Supongo que el principio de esto es el temor. Miedo a fracasar y tener que reconocer que no somos capaces. Y dejamos de insistir y de combatir este miedo para alcanzar nuestro objetivo.

Sin duda, si hay que por algo, es mejor destinar esa energía a luchar por algo tangible para un@ mism@, como la libertad de realizar algo importante para ti.

No te compares con los demás. No dejes que pequeños contratiempos te detengan.

Haz una declaración, una promesa que te haces a ti misma: “Declaro que no volveré a infravalorarme en esta situación.”

Porque la realidad es que nada ni nadie te puede quitar valor a menos que tú le otorgues ese poder.

Un abrazo

Símbolos del cuerpo: ombligo y matriz

¿Creemos que somos el ombligo del mundo?

Hay momentos en la sociedad que las personas no están satisfechas y buscan nuevo significado para sus vidas, ya no creen que la vida depende de su forma de vivir, ni están contentos con su propia introspección, buscan más allá…Empiezan a surgir nuevos valores.

Para que estos valores se instalen, toda la raza empieza a entrar en contacto con los símbolos, el lenguaje cifrado con el que las generaciones actuales se comunican con el conocimiento ancestral.

Uno de estos símbolos es el ombligo.

Desde épocas inmemoriales el ombligo, por su localización en el cuerpo humano, se ha vuelto símbolo del centro: de cualquier centro, terrestre, celeste o imaginario.

El ombligo-centro es concepto físico y místico que ha preocupado a la Humanidad desde sus inicios; como primer símbolo importante es que vincula al feto con la madre, y a través del cual este recibe los alimentos.

Los yoguis lo consideran como uno de los chakras, puntos sagrados del cuerpo humano.

Las tribus más primitivas solían poner monumentos en el lugar en el que creían que se encontraba el ombligo del planeta.

En la antigua Mesopotamia se creía que el hombre fue creado en el “ombligo de la tierra”.

Entre los pilares o piedras más famosas que representaban el ombligo de la tierra está el Omphalos, símbolo de Apolo, que se encontraba en el templo de dicho dios en Delfos, y en donde muchas veces éste era representado sobre la piedra.

La representación china que identifica el centro con “el no ser de la nada mística”, según palabras de Cirlot, consiste en un disco de jade, llamado Bi, con un agujero central. Clara, siempre y abstracta alusión al centro-ombligo.

Su expresión gráfica en el Mándala, representación de la idea de centro en expansión. La traducción de mándala es “círculo”, su finalidad, coincidencia perfecta con el ombligo, es el de servir de instrumento –“yantra” – de contemplación y concentración.

“…El símbolo es un objeto del mundo conocido, sugiriendo algo que es desconocido; es lo conocido expresando la vida y el sentido de lo inexpresable…

“El Hombre y sus Símbolos” – C.G. Jung

Sigue leyendo Símbolos del cuerpo: ombligo y matriz

¿Ayudar a la enfermedad?

Enfermedad y un enfoque diferente

Considero que nuestro cuerpo es terriblemente honesto con nosotr@s, y no se escabulle de ningún problema importante que le afecte ya sea emocional, físico o de relación, y lo transforma en enfermedad.

Con describir lo que nos pasa no es suficiente, debemos conocer los motivos por los que nos ocurren las cosas y, sobre todo, crear las hojas de ruta adecuadas para resolver el problema. En caso contrario, podemos hablar mucho, pero no decir nada…

Lo que creemos puede ayudarnos a curarnos o enfermarnos.

Así yo me pregunto…Si nuestros pensamientos nos hacen enfermar, ¿pueden también curarnos?

El Dr. Joe Dispenza nos habla de ello en su libro “Deja de ser tu”

“Pongamos que una persona está resentida por algunas experiencias vividas en un corto espacio de tiempo. Sus reacciones inconscientes a estas vivencias hacen que se aferre a su amargura. Y las sustancias químicas correspondientes a esta emoción inundan entonces las células de su cuerpo.

En realidad, esta persona ha memorizado la emoción tan bien que ahora el cuerpo conoce el resentimiento mejor que la mente consciente, porque el ciclo de pensar y sentir, y sentir y pensar, se ha estado dando durante años.

Pongamos que empieza a pensar y sentir de una nueva forma, hasta tal punto que se inventa un nuevo ideal de sí mismo relacionado con una nueva personalidad. A medida que vive en un nuevo estado del ser, ¿es posible que lo que les indique a los genes sea beneficioso y prepare el cuerpo para sentir un estado emocional elevado, antes de alcanzar la buena salud que desea?. ¿Podría hacerlo hasta el punto de que el cuerpo empiece a cambiar simplemente con los pensamientos?.

Si, es posible.”

Lo que creemos puede ayudarnos a curarnos o enfermarnos.

He conocido a personas que tras una enfermedad o un desafío vital han despertado a sus capacidades más profundas.

Sigue leyendo ¿Ayudar a la enfermedad?

Isabella Rossellini: la elegancia no tiene edad

Isabella Rossellini: inteligencia y elegancia

Hace unos meses escribí sobre la película “Joy” que me pareció muy interesante por ser la vida de una mujer emprendedora en una época en que ni siquiera existía ese concepto.

En ella aparece Isabella Rossellini, cuya opinión sobre el film comparto. Es una película feminista que trata de una mujer centrada en su carrera, que lucha por ella sin la ayuda de ningún “príncipe azul”.

 

De esta mujer admiro su independencia, su sinceridad al declarar su edad real, el glamour que no está reñido con la inteligencia y la defensa hacía las mujeres en un mundo tan complicado como el del cine y la tv.

Tiene un extenso currículum: periodista, modelo, actriz…y también escritora, de su propia vida.

Os dejo dos extractos de entrevistas que leí.

La revista- La revancha de Isabella

P.-Usted es una mujer muy carismática entre las mujeres, incluso más que entre los hombres.

R.-Sí, y me siento muy orgullosa. No sé por qué, pero a raíz de mi trabajo como modelo se estableció una especie de empatía con las mujeres, quizás porque no intento ser perfecta ni esconder mis fallos. Para mí, la belleza está en aquello que nos hace únicos, en lo singular y en lo original. La belleza que yo admiro no oculta los defectos, sino que los transforma en parte del estilo. Me han inspirado la risa de Anna Magnani, las cejas de Frida Kahlo o incluso las uñas descuidadas de Audrey Hepburn. A mí me parecen bellas las mujeres con fuerza, mujeres legendarias que me impresionaron porque fueron capaces de ser ellas mismas. Creo que no hay verdadera belleza sin un toque de imperfección.

P.-¿Cómo define entonces la elegancia?

R.-No hay nada más elegante que una mente libre.

P.-Rescindieron su contrato con Lancôme por considerarla demasiado mayor, y ello la ha convertido en una especie de portavoz oficial de las mujeres con más de 30 años. ¿Se siente a gusto en ese papel?

R.-Sí, tengo 46 años y me parece un rol más que justificado. Di la cara, dije que no era una niña. ¿Cuál era el problema? Por eso, a través de mi línea y de los anuncios he querido hacer una declaración sobre lo que me parece bello. Me parece hermosa la gente con personalidad, con estilo, con encanto, los que sacan lo mejor de sí mismos, no alguien cuya única cualidad es ser joven.

Por Stephanie Milla

http://www.elmundo.es/larevista/num191/textos/isabella2.html

La revista SModa del El País (Junio 2016) Texto: María Ovelar

El don de la elegancia

– Donde David Lynch es misterio y atmósfera, Isabella Rossellini es presencia.

“De jóvenes, las mujeres estamos sometidas a mucha presión; hallar un trabajo, ganar dinero, ser madres. Pero a medida que nos hacemos mayores, nos aclaramos. Nadie habla sobre lo maravilloso que es envejecer, no se trata de tener o no arrugas, sino de encontrar nuestra voz”.

En mi familia, el talento de mi madre (Ingrid Bergman), se consideró una excepción. El mundo tenía otros planes para las chicas de su generación y para las de la mía. Ella me animó a construir una carrera.

Hemos demostrado que podemos ser presidentas, abogadas, cirujanas. Pero la responsabilidad del hogar recae sobre nosotras. El mayor desafío de nuestra época es conseguir conciliar profesión y maternidad.

-Se cumplen 30 años del estreno de Terciopelo Azul, en su momento escandalizó, donde se comparó con el porno. ¿La reacción sería la misma hoy?

Difícil saberlo…David trasciende las tendencias. Solía decirme “La vida es misterio”. El se centra en los enigmas. Sus filmes no narran un momento, capturan lo recóndito. Eso no pasa de moda. Aún hoy, la desnudez como sinónimo de violación es impactante. ¡Estamos hart@s de tanta sexualidad!

-Su madre fue una visionaria: casi no se maquillaba y, curiosamente, no tenía estilista

Cuando llegó a Hollywood, tenía 22 años. El productor David O. Selznick, célebre por transformar a las actrices, le recomendó un cambio de look. Mi madre se negó, en ese caso prefería regresar a Suecia. Entonces Selznick reculó: “¡Ya lo tengo, será la primera actriz natural!”

-Y creó un personaje

Uno a medida de ella: deportista, independiente (conducía su coche), accesible. Y, sí, …tampoco tenía estilista. Hoy ese asunto es una locura, los medios solo hablan de la alfombra roja, que se ha convertido en un negocio.

……………

Una mujer apasionante, ¿no te parece? 😉

 

Un abrazo

 

No tengo amistades

¿Problemas para hacer o mantener amistades?

Un día me comentó una enfermera que muchas personas acuden al médico para que alguien que los escuche, para hablar, para sincerarse.

¿Hay personas sin amistades?

Para la mayoría de las personas no es agradable ni se siente feliz estando sol@, y puede llegar a deprimirse, en ese momento pueden cometer el error de rodearse de personas que les aportan ruido y poco más, y confunden estas relaciones con la amistad.

Si te sientes mal sol@, llama a algún pariente o amig@. Concéntrate en actividades productivas. Cuenta a todas las personas que te quieren, reconoce lo que a tu alrededor se abre con brillo y con vida.

Sal y busca gente, amplía tu vida, tu círculo, tu mente. Los límites no sólo mantienen fuera a los demás; también te encierran dentro.

Sigue leyendo No tengo amistades

Cuentos en nuestra vida

Más cuentos por favor…

Me encantan los cuentos, imagino a nuestros antepasados contando historias, interpretando, recreando situaciones diarias en mundos imaginarios. Todo un arte.

Leer gratuitamente, sin meta, es un pasatiempo poco interesante. De cualquier lectura podemos extraer un aprendizaje, una reflexión por pequeña que sea.

Como dice Julio Cortázar : “Sólo con imágenes se puede trasmitir esa alquimia secreta que explica la profunda resonancia que un gran cuento tiene entre nosotros, y que explica también por qué hay muchos cuentos verdaderamente grandes”.

Bajo mi criterio, un buen cuento puede hacer que una vivencia cotidiana, una anécdota simple, conmueva al lector hasta el punto de que le surgen ideas, sentimientos ocultos en la memoria y sin ser consciente de ello.

¿Por qué algunos perduran en nuestra memoria?

Según Cortázar, si pensamos en los cuentos que no hemos podido olvidar, nos daremos cuenta de que todos ellos tienen la misma característica: la persona cuentista que en un determinado momento elige un tema y hace con él un cuento con una fabulosa apertura de lo pequeño hacia lo grande, de lo individual a la esencia de la condición humana, está creando algo perdurable; como la semilla donde está durmiendo el árbol gigantesco. Ese árbol crecerá en nosotros, dará su sombra en nuestra memoria.

“Todos los cuentos tienen un potencial terapéutico o sanador…Pueden ofrecer esperanza y dar valor para afrontar las pruebas de la vida y ayudar a la persona que escucha la forma para seguir adelante. El mundo imaginativo y espiritual puede ser tan real como el físico y cotidiano”. -Susan Perrow-

 

Sigue leyendo Cuentos en nuestra vida