Archivos mensuales: noviembre 2017

¿Quién tiene la culpa?

La culpa la tiene…

Puede que sea un mal momento en tu vida, y  quizás piensas que estás rodead@ de muchas dificultades y de que la culpa de tu estado mental negativo la tiene la situación política o las personas de tu entorno, o la economía…

¿Son estos tus pensamientos?.

“Ciertas personas viven peleadas con alguien, peleadas con ellas mismas, peleadas con la vida. Así empiezan a montar una especie de pieza teatral en su cabeza, y escriben el guión según sus frustraciones. Y lo peor es que no pueden representar esa pieza de teatro solas. Entonces comienzan a convocar a otros actores. Estas personas quieren vengarse de algo, y nos escogen.

…si hubiésemos aceptado su prohibición, ahora nos sentiríamos arrepentidos y derrotados. Habríamos pasado a formar parte de su vida mezquina y de sus frustraciones. La agresión de ese señor era visible, y resultó fácil evitar entrar en su juego. Hay otras personas que nos “convocan” cuando comienzan a comportarse como víctimas, quejándose de las injusticias de la vida, pidiendo que los demás estén de acuerdo, den consejos, participen…

Cuidado. Cuando se entra en ese juego, siempre se sale perdiendo.” Paulo Coelho (A orillas del Río Piedra me senté y lloré).

¿Reconoces esto?

¿Cómo concentrarte en tu fuerza si tus pensamientos (responsables de tu intención) se centran en lo ocurrido antes y en por qué te culpas?

“Soñar es muy cómodo, siempre que no nos veamos obligad@s a hacer aquello que planeamos. Así no corremos riesgos, ni sufrimos frustraciones, momentos difíciles, y cuando seamos viej@s, siempre podremos culpar a los demás, a nuestros padres preferentemente, o a nuestros maridos/esposas, o a nuestr@s hij@s por no haber realizado aquello que deseábamos.”- Paulo Coelho- Once minutos

Aprender a asumir la responsabilidad de las circunstancias de nuestra vida sin ningún tipo de culpabilidad. NO son como son por una deuda kármica ni porque estemos recibiendo un castigo.

Hay que considerar que si funcionamos mal en el mundo de las relaciones, esto a su vez conlleva a una relación equivocada con nosotr@s mism@s.

Un ejemplo: cuando piensas que alguien está contra ti y te culpa por algo, entonces cambia tu perspectiva. En todo “enemig@” existe cierta guerra consigo mism@. Lo que pasa es que te tú te interpones.

Tú mism@ luchas todo el tiempo contra tu enemigo interior, creyendo que es algo que está fuera de ti, confundiéndolo con tu pareja, tu hij@, tu jefe…

Un primer cambio sería poner límites a la ira y el segundo superar las contradicciones internas, tanto las tuyas como las de la otra persona.

Entonces…¿quién tiene la culpa?

Quizá sea una de esas afirmaciones limitantes instauradas en el cerebro que te impiden crecer, y no te dejan dormir tranquil@ y en paz por la noche.

Date el permiso,…libérate y deja de buscar culpables. 😉

Un abrazo.

Maestr@s en la vida


Para mí la definición de maestr@, ha tenido implícito el significado de una persona a la que seguir ya sea por su experiencia, su sabiduría, sus vivencias.

En definitiva, alguien que me inspira y me guía en mi camino.

Pensaba que encontraría alguna persona que englobara ese importante y relevante papel, y evidentemente… ¡todavía la estoy esperando! Tal y como bien leí en un libro, todos buscamos al maestr@ perfect@, y resulta que también son seres humanos, aunque sus enseñanzas puedan ser divinas, y claro…eso es algo que cuesta aceptar.

Fíjate esta reflexión: “El papel de maestr@ ha de provocar en el “discípulo” la valentía de desequilibrar su mundo, aunque también tenga dudas de las cosas que ya conoce, y por supuesto dude todavía más de lo que le reserva el próximo paso a seguir…inspirar para que de lo mejor de sí mism@ y descubra aquello que “ya sabe”.

A lo largo de los años, he sido inspirada por much@s expert@s, sin ser consciente de ello. Ahora entiendo que cada nueva persona, experiencia o ser vivo que me haya dado una lección de vida, ha ejercido de maestr@ para mí.

¿Has estado alguna vez cerca de una persona que te hace descubrir tu propia luz? ¿Esas personas que te estimulan a dar lo mejor de ti mism@?

Quizás hay personas que buscan “pastor@s”, para que les indican el camino a seguir. En mi opinión esto implica la pérdida de libertad, ya que con ello transfieren su responsabilidad a los demás.

¿Qué significa aprender? ¿Acumular conocimiento?¿O transformarlo en vida?

¿Aprender es acumular libros y trofeos en la estantería o deshacerse de todo lo que no sirve y seguir un camino más fácil?

Si alguien te pide que le enseñes algo, hazlo. No importa el motivo. Es tu función como maestr@ 😉

¿Qué quiere una mujer?

Una mujer quiere lo mismo que cualquier ser humano: la libertad para escoger sus propios pasos.

Desprenderse de cualquier atadura nos libera. Nadie puede liberar a nadie, excepto un@ mism@.

“Completa soberanía sobre su cuerpo, mente, espíritu y alma, así como la sanación y protección del cuerpo político del cual forma parte su vida; la libertad y la búsqueda de la felicidad, incluida la libertad total y la seguridad para llevar a cabo su vida como ella considera, y el derecho a la igualdad de género en lo referente al acceso público y doméstico y a la movilidad a través de ese espacio, y la reparación de cualquier agravio que interfiera o inhiba dicha libertad”. -Florence Falk

Bueno, es una definición bastante acertada, aunque no ha de ser la respuesta para todas.

Y es que en la actualidad todavía continuamos con la “lucha” por ser femeninas y libres. La feminidad es una riqueza inmensa y merece ser tratada como tal.

“Cuando a los hombres se les ofrece una idea mágica nueva, piensan y hablan y discuten sobre ella, mientras que las mujeres se limitan a hacerla.” – Brujo indio Don Juan-

Para no andar por la vida arrastrada por las circunstancias, vamos a centrar la mirada en lo que de verdad nos importa, en lo que nos hace especiales, en el valor que aportamos al mundo. Cuando estás centrada en tu propia búsqueda, en ser tú misma sin despreciarte por culpa de comparaciones inoportunas, superas una parte debilitante del miedo al rechazo de los demás y al fracaso, y ganas tiempo, energía y fuerza para ponerte al servicio de lo que de verdad te importa.

Cualquier mujer que decida que quiere más de lo que le ha “tocado” vivir, tiene que actuar para cambiar sus circunstancias; se da cuenta de que tiene que valerse por sí misma, ese es un despertar heroico. La forma es superar esa adversidad, o superarse a sí misma, con su propio ingenio.

“Por cada momento que pases enfadada, exasperada, angustiada, furiosa o dolida, a causa del comportamiento de otra persona, será un instante en el que renuncias al control sobre tu vida”.

“Son nuestras elecciones las que muestran quienes somos realmente, mucho más que nuestras habilidades” – J.K. Rowling (escritora)

Así que la pregunta es:

¿Qué quieres tú?

¿La vida es corta?

¿Te parece que los años pasan y no te das cuenta?

Tras leer a Paul Graham, me ha hecho pensar sobre el significado de esta frase.

Me hace reflexionar y a la vez me anima y empuja para hacer aquello que realmente deseo hacer, disfrutar de mi momento presente, saborear al máximo las experiencias…

Cierto que también puede ser que hay personas que la digan con tono molesto, o con sentido de pérdida…Quizá deberían reflexionar sobre cómo “gastan” ese tiempo…
Hay un tiempo para invertir en nuestro trabajo, un medio para ganar dinero necesario en la sociedad actual. El objetivo es buscar las formas menos estresantes para cumplir con esta obligación.

En ocasiones “quemamos” tiempo en trabajar para ganar un dinero que gastamos en cosas que luego no nos reportan la satisfacción que esperábamos.

El dinero va y viene. El tiempo no.

¿Y ese tiempo que consumimos y la energía que gastamos en defendernos de los “ataques” de ciertas personas ya sea por la forma de pensar, de vestir, de comer, de…? es igual, miles de formas de discusión inútiles. Ahora considero que mejor no defenderse y no gastar tiempo en esas tonterías.

Sigue leyendo ¿La vida es corta?