Archivos mensuales: mayo 2017

Cuentos en nuestra vida

Más cuentos por favor…

Me encantan los cuentos, imagino a nuestros antepasados contando historias, interpretando, recreando situaciones diarias en mundos imaginarios. Todo un arte.

Leer gratuitamente, sin meta, es un pasatiempo poco interesante. De cualquier lectura podemos extraer un aprendizaje, una reflexión por pequeña que sea.

Como dice Julio Cortázar : “Sólo con imágenes se puede trasmitir esa alquimia secreta que explica la profunda resonancia que un gran cuento tiene entre nosotros, y que explica también por qué hay muchos cuentos verdaderamente grandes”.

Bajo mi criterio, un buen cuento puede hacer que una vivencia cotidiana, una anécdota simple, conmueva al lector hasta el punto de que le surgen ideas, sentimientos ocultos en la memoria y sin ser consciente de ello.

¿Por qué algunos perduran en nuestra memoria?

Según Cortázar, si pensamos en los cuentos que no hemos podido olvidar, nos daremos cuenta de que todos ellos tienen la misma característica: la persona cuentista que en un determinado momento elige un tema y hace con él un cuento con una fabulosa apertura de lo pequeño hacia lo grande, de lo individual a la esencia de la condición humana, está creando algo perdurable; como la semilla donde está durmiendo el árbol gigantesco. Ese árbol crecerá en nosotros, dará su sombra en nuestra memoria.

“Todos los cuentos tienen un potencial terapéutico o sanador…Pueden ofrecer esperanza y dar valor para afrontar las pruebas de la vida y ayudar a la persona que escucha la forma para seguir adelante. El mundo imaginativo y espiritual puede ser tan real como el físico y cotidiano”. -Susan Perrow-

 

Sigue leyendo Cuentos en nuestra vida

Pobreza…¿Sentimiento o estado?

Pobreza: una palabra que tiene diferentes interpretaciones.

Tras leer la frase de William J.H.Boetcker, me puse a reflexionar sobre la diferencia en lo que ocurre a nivel real y lo que ocurre en nuestro interior.

En este caso evidentemente, habla de dinero. Tan importante en nuestras vidas y al que en muchas ocasiones le otorgamos un valor vital superior al real.

Mucha gente cree que no hay relación entre sus creencias y el dinero, sin embargo si que la hay; ya que en ocasiones esas creencias chocan frontalmente con sus deseos.

Quieren prosperar económicamente, y a la vez se sienten incómodos si hablan de dinero  y reprochan a aquellas que YA han conseguido el éxito económico. Esta incoherencia impedirá que los deseos de tener éxito económico se hagan realidad, ya que no se puede conseguir aquello que constantemente se critica y se le pone energía negativa.

Siempre es buen momento para romper los tabús sociales y empezar a perder el miedo a hablar de dinero. Podemos comenzar en nuestro entorno más cercano, nuestra casa, hijos, padres.

“La sociedad abierta es aquella en la que los hombres han aprendido a ser en cierta medida críticos de los tabús, y basar las decisiones sobre la autoridad de su propia inteligencia”. –Karl Popper- Filósofo

Sigue leyendo Pobreza…¿Sentimiento o estado?

Los sueños y su realidad

Los sueños son la sombra de la realidad.

Tod@s soñamos, aunque en muchas ocasiones no lo recordemos. Lo que pasa en nuestra vida diaria se refleja en el mundo de los sueños. Y muchas respuestas las podríamos encontrar en ese mundo.

“La tribu utiliza a los evocadores de los sueños para pedirles consejo en cualquier situación. Creen que pueden hallar la respuesta en un sueño si necesitan ayuda para comprender un relación, una cuestión de salud o el propósito de una experiencia determinada. Ellos tienen conciencia de los sueños estando despiertos. Sin usar drogas para controlar la mente, utilizando tan sólo técnicas de respiración y concentración, son capaces de actuar conscientemente en el mundo de los sueños.

Girar sobre uno mismo da un gran resultado. Plantas con firmeza la pregunta en tu mente y la formulas una y otra vez mientras das vueltas. El giro más efectivo, según su explicación, es un ejercicio que aumenta los vórtices de energía en siete puntos clave del cuerpo y consiste en girar siempre hacia la derecha con los brazos extendidos a los lados.”

Marlo Morgan “Las voces del desierto”

Casi todo el mundo vive en sus sueños, pero no los convierten en realidad.

He leído que mi realidad es el resultado de mis limitaciones, así que me pregunto ¿estoy dispuesta a rebasarlas y soñar?

Sigue leyendo Los sueños y su realidad

Película “Nadie quiere la noche”

Película “Nadie quiere la noche” dirigida por Isabel Coixet

‘Nadie quiere la noche’ es la historia de una mujer Josephine Peary (Juliette Binoche) que quiere reunirse con su marido, el explorador Robert Peary, y compartir con él el instante de gloria de descubrir el Polo Norte. La película narra el viaje temerario y épico de esta mujer en el 1908, por el más inhóspito de los lugares del mundo, sus aventuras y su encuentro con una mujer innuit Allaka (Rinko Kikuchi) que resulta ser la amante de su marido.

Esto va a cambiar sus rígidas  ideas sobre el mundo y su vida, para siempre. Es una historia de aventuras, de descubrimiento, de dolor, de supervivencia y, por encima de todo, una maravillosa historia de amor. Un drama entre dos mujeres en un entorno tan pequeño como es una cabaña y un iglú en medio del polar.

Josephine de Nueva York, sofisticada y tenaz.  Allaka, inuit (esquimal) apegada a su mundo natural, prosaica y adaptable al paisaje.

Estas son las definiciones que más se adaptan a lo que me ha gustado de la película:

“En Nadie quiere la noche podemos ver paso a paso el desprendimiento de una cultura que amordaza a una mujer “civilizada” y la ata, a un momento íntimo entre dos formas de ser, del encontronazo de esos dos mundos tan diferentes, de ese canto a la naturaleza y a liberación, en un claustrofóbico iglú durante 18 semanas en las cuales las protagonistas desnudan su alma.”

“La última película de Isabel Coixet es más un viaje personal e introspectivo, sobre la supervivencia y las formas más puras del ser humano. Un retrato de amistad y amor casi por necesidad entre dos mujeres.”

Ya en el comienzo la primera frase me gusta y me prevé de que algo importante va a suceder y me va a hacer reflexionar:

“Ocurrió hace mucho tiempo, a veces no parece real. He vuelto a la comodidad. Arañas y copas de cristal, calor, comida, un hogar. Sin embargo, a veces, algunas mañanas, me despierto al alba, con el frío de la noche polar penetrándome el cuerpo. Nada, ni siquiera el sol consigue calentarme.”

Mientras esperan a que vuelva Peary en un campamento en pleno invierno ártico ellas dos solas, la chica inuit la salva de morir en el hielo, incluso en ese momento en que ella ha visto su vida peligrar, no ha agradecido a la chica inuit su entrega, cuidado y respeto, pretende agradecerle con una cena donde le intenta enseñar modales de la “civilización”.

Josephine vestida para la ocasión y donde le intenta hacer entender que Peary es SU hombre, y que él pertenece a su mundo. Allaka le explica que allí Peary ha estado con ella y convivido con ella, que el mundo es muy grande y que cada alma es un mundo; que el mundo es así: personas que ayudan a personas cuando se necesitan.

Ella quizás no entienda sus palabras, pero ve a través de sus ojos las emociones, y el enfado en ellos “como la noche”. Personas que no entienden el mundo, que sólo entienden personas.

Allaka es consciente de que la espera, en esas condiciones y en el invierno polar hay una gran probabilidad de que mueran solas. Algo que Josephine sólo aprecia cuando ya es tarde

Sigue leyendo Película “Nadie quiere la noche”

Madre: una profesión

¿Crees que existe la madre perfecta?

He leído este texto y me ha hecho reflexionar mucho sobre la maternidad.

“A veces hay que dejar que una persona se vaya para que pueda crecer. Porque lo que los vuelve personas exitosas en la vida no es algo que tú hayas hecho por ellos, sino aquellas cosas que les hayas enseñado a hacer por sí mismos”.

¿Cómo se aprende a ser madre? ¿Donde están las referencias?

A mi me hubiese gustado enterarme antes del cambio y la revolución iba a suponer la maternidad para mi vida, para mi pareja, para mi trabajo, para mi cuerpo.

Como dice Lucia Etxebarria : La sociedad nos enseña a ser individualistas y narcisistas y un hijo nos obliga a ser responsables y altruistas. La sociedad nos impone como valores fundamentales la libertad, la juventud y la belleza. El nacimiento de un hijo supone estrías, michelines, cartucheras y adiós a las noches de marcha. La sociedad cree en el amor romántico, fusional e idealizado, pero la llegada de un hijo suele acabar con esto e impone un modelo de pareja que coopere, que colabore, una pareja cómplice, un compañero y no un príncipe azul.”

¿Y aquellas mujeres que no tienen una madre a la que emular?

Ser autodidacta obliga a aprender por el método “prueba-error-aprendizaje” (aunque no parece muy académico) si a eso le añades la constancia,… a veces puedes salir victoriosa de ello. 🙂

Lucia Etxebarria: “La madre española es a la vez cocinera, asistenta, chófer, animadora, consejera pedagógica, estilista y psicóloga. No es extraño que la gran mayoría estén siempre agotadas y con los nervios a flor de piel. Y, para colmo, la recompensa y el reconocimiento que las madres suelen recibir es nulo o escaso, sobre todo si son amas de casa”.

Hay días que no puedo evitar compararme con mi hija a su edad. Por supuesto no tiene nada que ver, recuerdo pasarme mis vacaciones, leyendo, jugando con mi hermana a muñecas, o viendo dibujos animados en la tv. Para nada lo que ella ya tiene o exige…Nintendo 3DS a todas horas, series de TV donde todos los adolescentes tienen de todo (ropa, móviles, tablets, por supuesto tv ultima generación…), cuando quieren y como quieren con el mínimo esfuerzo.

Los deberes del colegio, era algo que no nos debían pedir nuestros padres, formaba parte de nuestras “obligaciones ineludibles”, sin rechistar ni quejarnos. ¡Cualquiera llegaba al cole sin los deberes hechos!

Ahora la mayor ventaja de la que disponen los alumnos es la de una relación más estrecha con los profesores, y eso ayuda a una mayor libertad de expresión. Aunque por supuesto, hay quien lo traduce en libertad para faltar el respeto. 🙁

Este es un tema que cuido mucho en la relación con mi hija: la comunicación y el respeto. Tenemos una estrecha relación en la cual podemos contarnos cosas, sin temor a juzgarnos y que todo pueda ser discutido de una forma lo más democrática posible, aunque yo sea quien tiene la última palabra si es necesario ;).

Muchas veces he estado tentada de abandonar una supuesta confrontación por cansancio y porque no nos engañemos educar supone un esfuerzo y una energía muy grandes. Sobretodo si la mayor parte de esta se la queda uno de los progenitores, generalmente la madre.

Cada uno tiene su parte, por supuesto. Respeto el papel del padre en la educación de los hijos, aunque hemos de ser realistas, por mucho que se nos hable de la incorporación de los padres en el cuidado de los hijos, lo cierto es que en la mayoría de los casos el hombre delega en la mujer todo lo concerniente al hogar y a los hijos.

Y a ti…¿qué te funciona?

 

Un abrazo