Archivos mensuales: octubre 2016

La epidemia del miedo…el “robasueños”

¿Has sentido miedo y te has quedado paralizad@ en alguna ocasión?

femina_corazon_miedo

No conozco a nadie que no haya sentido miedo. No pasa nada por sentirlo, siempre que no te impida seguir con tu vida.

El miedo ha de proteger pero no limitar. Mirar a los miedos a la cara, comprenderlos y así poder derrotar muchos de ellos. No se puede vivir constantemente con miedo. Es una emoción primitiva y poderosa que actúa sobre nuestra parte más emocional.

“Desde la infancia el miedo normal moldea nuestras vidas y a menudo nos ayuda a madurar. Sin embargo, el miedo a lo desconocido que hoy nos aflige NO es un reflejo protector saludable ni nos sirve de estímulo para desarrollarnos”.- Luis Rojas Marcos-

Poema- Los miedos (libro Crea tu propio destino de Patrick Snow)

 El salto es aterrador

Desde donde estoy

Hasta donde quiero estar.

Y como puedo ser lo que quiera,

¡Cierro los ojos y salto!

Hasta personajes importantes como Juana de Arco, Gandhi o Martin Luther King nos demuestran que sean cuales sean nuestros miedos si nos enfrentamos a ellos, podemos aprender a superarlos.

Sólo tenemos el sentido de vivir una vez, o sea que cada instante cuenta. El miedo es un derroche de energía; nos impide cumplir con aquello que deseamos.

Sigue adelante con tu vida, persigue tus sueños a pesar del miedo, como dijo Frank Herbert:

“No debo tener miedo

El miedo es el asesino de la mente.

El miedo es la pequeña muerte que trae la destrucción total

Dejaré que me pase por encima y me atraviese

Y cuando haya pasado

Abriré el ojo interno para ver su camino

Por donde ha pasado no habrá nada

Sólo quedaré yo”

Sigue leyendo La epidemia del miedo…el “robasueños”

Renacer: el mito del Ave Fénix

AVE FÉNIX DE LA LEYENDA EGIPCIA:

“El pájaro de llanto melódico y de plumas brillantes de oro y escarlata que después de ser consumido por las llamas resurgió desde sus propias cenizas y volvió a volar victorioso hacia Heliópolis, la ciudad del Sol”.

De pequeña tenía una idea muy clara de la vida que deseaba. Con esa ingenuidad, el primer fracaso me dejó marcada mucho tiempo.

Conforme crecía y vivía desencuentros, amores y fracasos, tenía la sensación de que al recuperarme de cada uno de ellos era como el Ave Fénix: renacía de mis cenizas.

femina-phoenix-2

Estos pensamientos de una anciana, que encontré en las redes, se acerca mucho a lo que pienso…

“No eres lo que solías ser antes, y es completamente normal. Te han lastimado, has pasado por muchos altibajos, los cuales te hicieron lo que eres ahora. Han pasado muchas cosas con el paso del tiempo, esas cosas cambiaron tu manera de pensar, te enseñaron unas lecciones y fortalecieron tu espíritu. Conforme pasa el tiempo, nadie se queda igual, pero algunas personas todavía te dirán que has cambiado. Respóndeles esto: ¡Claro que he cambiado. De eso se trata la vida. Sigo siendo la misma persona pero un poco más fuerte de lo que era antes!.

Todo lo que pasa te ayuda a crecer, incluso si no lo entiendes en este momento. Las circunstancias te van a guiar, corregir y perfeccionar todo el tiempo. Así que no importa lo que hagas, aférrate a la esperanza. El hilo más pequeño se convertirá en un cable inquebrantable. Que la esperanza sea tu ancla y que te ayude a entender que esto no es el final de tu historia, que el cambio de la marea finalmente te llevará a orillas tranquilas”.

¿Conoces a alguien que siempre hable de “los buenos tiempos del pasado”?.

Según el Dr. Joe Dispenza:

“Una persona que siempre piense en “tiempos pasados fueron mejores” lo que en realidad está diciendo es: como en mi vida no está ocurriendo nada nuevo que me estimule emocionalmente; tengo que reafirmarme con los momentos maravillosos del pasado.En un sentido muy real, nos volvemos adictos a los sentimientos de siempre.Dar esta media vuelta es la gran hazaña del cambio personal.”

Cuando he cometido errores en algún proyecto, trabajo, o en mi vida personal, me desafío a intentarlo de nuevo… “a renacer”.

Deja que tu deseo de recuperación penetre hasta lo más profundo. Tienes que sentir la importancia, el estímulo, la integridad de tu cometido; si no la sientes tú, nadie más lo hará.

¿Qué vas a notar?…Carisma: esa fuerza sublime que se manifiesta en la persona. Ese poder que no tenemos que demostrar a nadie, porque todo el mundo lo ve.

Esto no ocurre hasta que te deshaces de tu piel, te quedas desnud@, “mueres” para el mundo y renaces para ti mism@. Haciendo lo que TU eliges , renaces de tus cenizas.

Explícame…¿hay alguna experiencia que te bloquea y no te permite renacer?

fémina_firma

La Fuente de la Vida

¿Cuál es tu visión de la vida?

Una magnifica fábula sobre nuestra visión de la vida.

A la entrada de un pueblo de algún lugar de Oriente había una magnífica fuente donde, a menudo, iba a sentarse un gran sabio, porque allí, observando a los habitantes del pueblo, encontraba brotes de inspiración.

Un día, mientras estaba allí sentado, vio llegar a un europeo que buscaba alguna indicación.

El hombre le preguntó al sabio:

-¿Cómo es la gente de este pueblo?

El sabio le respondió con otra pregunta:

*¿Cómo es la gente de donde vienes?

-Es amable y buena, y me dio mucha pena dejarla….

Y el sabio le respondió:

*Aquí son iguales.

Un poco más tarde, otro viajero le hizo la misma pregunta:

-¿Cómo es la gente de este pueblo?

El sabio le respondió igual que antes:

*¿Cómo es la gente de donde vienes?

-Ah! es mala y deshonesta, no me dio ninguna pena dejarla

Y el sabio le respondió:

*Aquí son iguales.

Una tercera persona que había presenciado las dos escenas le preguntó al sabio:

-¿Cómo puedes dar una respuesta distinta a dos personas que te han preguntado lo mismo?

Y el sabio le respondió:

*Verás, hij@, dondequiera que vaya, el hombre siempre lleva consigo su propia visión del mundo

(Fábula leída en “Déjame que te cuente” de Jorge Bucay)

De este modo, si creo que no vale la pena vivir la vida, siempre me encontraré con circunstancias que vienen a confirmar mis creencias. Y  si, por el contrario, creo que la vida es algo formidable, entonces mi existencia estará llena de felices encuentros y me confirmará que lo que llevo en el interior se refleja en el exterior.

 ¿Y tu visión cuál es?

Un abrazo.

 

Paternidad y su influencia

La paternidad en estos tiempos.

Cada día me resulta más evidente el cambio en esta sociedad con respecto a la figura del padre. Puedo notar un cambio significativo a cómo yo lo he vivido en mi infancia. Sin duda, la figura de la mujer actual en el terreno profesional y laboral, ha acelerado esta transformación.

Florence Falk en su libro “Yo sola”, delega un párrafo para la figura del padre:

“Muchas de las mujeres que atiendo en mi práctica describen a sus padres como emocionalmente inaccesibles o insoportables. Ellas, sienten que les hace falta algo, un parentesco vital con un padre compasivo y presente en sus vidas.”

Kyle Pruett profesor de psiquiatría clínica de la Universidad de Yale escribe: “Los padres son todavía el gran recurso sin explotar”

En parte, debido a las barreras que la cultura levanta para desanimar a los padres competentes, como por ejemplo, tener pocos permisos de paternidad o los horarios diurnos de las reuniones del colegio.

Generalmente, entendemos que son menos expertos que las mujeres para entender emocionalmente a sus hij@s. Aunque esto no quiere decir que quieran menos que nosotras, más bien que sus ‘recursos’ para expresar con frecuencia son más limitados.

 

femina_padre_hija_hijo

Los padres son tan importantes para el desarrollo de sus hij@s como sus madres.

En el caso de la hija, debido precisamente a que es hombre, representa cualidades diferentes y con frecuencia emocionantes que la hija desea, y necesita para reconocerse a sí misma

No olvidemos que tod@s en nuestro interior tenemos dos partes: la femenina y la masculina, con lo cual, es comprensible que la hija desee un vínculo sólido padre-hija, que le permita identificarse libremente con las cualidades “masculinas”, como cambiar una bombilla, subirse a un árbol, o hinchar las ruedas de las bicicletas, algo que con los hijos no hace falta reforzar.

En “El rol del padre”, Pruett enumera cinco características de un padre involucrado:

“Sentirse responsable y comportarse de igual manera, estar emocionalmente comprometido, ser accesible físicamente, proveer de soporte material para sostener las necesidades de l@s hij@s y ejercer influencia en las decisiones de la crianza.”

O sea, cambiar pañales, llevar a su hija al colegio, aprender sus gustos, disgustos, miedos y deseos de su hija.

Seamos optimistas, y pensemos que los cambios sociales van a ayudar a potenciar una figura paterna más cercana, gracias a su nueva implicación en el núcleo familiar. Y dejemos en el pasado la idea de que los padres son figuras ausentes en la educación de los hij@s.

¿Tú que opinas?

fémina_firma