Archivos mensuales: junio 2016

Explorando las redes sociales

Las redes sociales

Personalmente me he sentido muy desconectada del mundo de las redes sociales. Quizás porque soy de la generación del baby boom de los 70 donde la forma de conectar, comunicarse y hacer amigos era en el colegio o jugar en la calle a la comba, la goma, el rescate o el bote bote.

Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces. No había móviles, ligábamos con los niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento, no en un Chat. 🙂

Ahora tengo una hija preadolescente y no vivo de espaldas al mundo, soy consciente de la importancia de este nuevo estilo de vida. Y como mujer inquieta y entusiasta del aprendizaje me he puesto a ello por completo en los últimos años.

Confieso que no ha sido tarea fácil y considero que la velocidad de este mundo me deja exhausta en muchas ocasiones. Así que he decidido usarlo a mi favor, lo utilizo como una herramienta de aprendizaje, de trabajo, de conexión con la nueva generación; y también para conectar con el “mundo exterior” , o sea …el extranjero… 😉

femina_redes_social

Según Elsa Punset en su libro Una mochila para el Universo:

“Los humanos utilizamos el habla, y más concretamente el cotilleo, como una forma rápida de diseminar y de recibir información a lo largo y ancho del mundo. Por ello, instrumentos como Facebook, Twiter, que son una forma de cotilleo planetario, responden perfectamente a nuestra necesidad de estar conectados e informados.

Cuando en los grupos humanos como las oficinas queremos excluir a alguien, ¿qué hacemos?. Excluimos a esa persona del cotilleo. Es muy doloroso para la gente excluida. Es de lo más cruel que se le puede hacer a alguien.

Sigue leyendo Explorando las redes sociales

¿Buena suerte o mala suerte?

¿Crees en la buena o mala suerte? ¿Qué la define?. Está claro que no es lo mismo para tod@s nosotr@s. Al reflexionar  sobre ello encontré este cuento:

“Una historia china habla de un anciano labrador, viudo y muy pobre, que vivía en una aldea, también muy necesitada.

Un cálido día de verano, un precioso caballo salvaje, joven y fuerte, descendió de los prados de las montañas a buscar comida y bebida en la aldea. Ese verano, de intenso sol y escaso de lluvias, había quemado los pastos y apenas quedaba gota en los arroyos. De modo que el caballo buscaba desesperado la comida y bebida con las que sobrevivir.

Quiso el destino que el animal fuera a parar al establo del anciano labrador, donde encontró la comida y la bebida deseadas. El hijo del anciano, al oír el ruido de los cascos del caballo en el establo, y al constatar que un magnífico ejemplar había entrado en su propiedad, decidió poner la madera en la puerta de la cuadra para impedir su salida.

fémina_caballo_cuento

La noticia corrió a toda velocidad por la aldea y los vecinos fueron a felicitar al anciano labrador y a su hijo. Era una gran suerte que ese bello y joven rocín salvaje fuera a parar a su establo. Era en verdad un animal que costaría mucho dinero si tuviera que ser comprado. Pero ahí estaba, en el establo, saciando tranquilamente su hambre y sed.

Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaron para felicitarle por tal regalo inesperado de la vida, el labrador les replicó: “¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¡Quién sabe!”. Y no entendieron…

Pero sucedió que, al día siguiente, el caballo ya saciado, al ser ágil y fuerte como pocos, logró saltar la valla de un brinco y regresó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaron para condolerse con él y lamentar su desgracia, éste les replicó: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¡Quién sabe!”. Y volvieron a no entender…

Sigue leyendo ¿Buena suerte o mala suerte?

¿Ser perfecta o ser real?

¿Piensas que existe la mujer perfecta? He mirado en Google y hay unas quinientas mil entradas sobre este tema, incluida una telenovela…

Sin embargo para nosotras la mujer perfecta se traduce en superwoman: perfecta madre, perfecta amiga, perfecta esposa, perfecta profesional…

Estamos bombardeadas de “perfección”. Cuando mi hija ve esta foto en una revista, me la enseña y me dice… “para ti, que seguro que te gusta..” jajajaja…¡cómo me conoce ya!

femina_soy_real

La actriz Michelle Jener , en su cuenta de Instagram:

“Mujer. Imperfecta” (así comienza…en la que expone las diferencias entre mujeres y hombres a la hora de prepararse para una fiesta).“Toca hacer fotos… ¡Hay que prepararse! Depílate. Eres imperfecta. Todos esos pelos no deberían estar allí. En la cabeza sí, nunca tendrás suficiente. Hoy tocan fotos. Tu compañero está listo en dos minutos. Él es un hombre, no necesita todo eso, es guapo tal y como es. ¿Tú? Puede que en hora y media estés presentable. Ya sabes, eres mujer, imperfecta. Tapa la ojera, unifica la piel, oculta ese vergonzoso grano, ¡ay esa arruga!, pinta la ceja, pon más pestañas en las pestañas, rízalas con un instrumento de tortura, más eye-liner para marcar el ojo, colorete, boca perfecta, iluminador en las zonas estratégicas, rímel como si no hubiera un mañana. El pelo, tan lacio y tan sin gracia… Más volumen, más bucles, más extensiones, más, más. Ahora sí, ya te ves un poco mejor. Porque lo necesitas, porque lo quieres. Porque te sientes imperfecta”, continúa el reclamo.

Sigue leyendo ¿Ser perfecta o ser real?

¿Eres consciente?

¿Eres consciente de ti misma?, ¿te conoces realmente?

He estado en constante búsqueda de un@ maestro@, hasta que leí esta frase:

“La conciencia del maestro de cualquier individuo nace de la experiencia de su vida y la naturaleza es la única referencia exterior.”

Lo cual me lleva a la conclusión de que cada una de nosotr@s somos nuestr@s propi@s maestr@s.

Normalmente sabemos que algo ocurre cuando nos sentimos descontentas con nuestra vida. Cuando deseamos un cambio, es la mejor oportunidad para mirar hacia dentro y preguntarnos: ¿Qué deseo cambiar?

Como dice Chérie Carter-Scott: “la concienciación es el proceso que conduce al reconocimiento pleno, y cultivarla es un proceso que dura toda la vida. Podemos transitar por la vida con el “piloto automático” o podemos prestar atención y comportarnos de una manera consciente”.

En el momento que tomamos cartas en el asunto y empezamos a reflexionar sobre nuestra forma de actuar, ya empezamos a tomar conciencia. La meditación, escribir un diario, y si es necesario la terapia ayuda mucho, y por supuesto, rodearte de personas que están en la misma “onda” que tu.

Me enviaron este texto:

“Se me mostró un molino de viento.

Soplaba un fuerte viento,

y las aspas giraban a gran velocidad.

A continuación el viento cesó y las aspas  dejaron de girar,

porque dependían por completo del viento  para poder moverse.

Oí estas palabras:

No pongas tu seguridad en

las cosas de esta vida sino en

la fuente de todo poder y fuerza : en lo  profundo de tu ser.

Todo comienza desde  dentro y se abre paso al exterior;

que por tu parte pues, nada impida su progreso”.

Si quieres ser una persona completa, necesitas conocerte a ti misma, saber a dónde te diriges y qué es lo que estás haciendo, en qué estado te encuentras y después ir adelante con confianza. No estoy hablando de orgullo,…una cosa es orgullo y otra muy distinta el respeto a ti misma.

Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo”.

                              -Abraham Lincoln-

femina_creencias

Sigue leyendo ¿Eres consciente?