Archivos mensuales: abril 2016

¿Cuantas cosas necesito para ser feliz?

Las cosas que necesito son las cosas que tengo.

“Haz que el barco de tu vida sea ligero, cargado sólo con lo que necesitas: una casa familiar, placeres sencillos, uno o dos amigos que merezcan tal nombre, alguien a quien querer y que te quiera, un gato, un perro y una pipa o dos, suficiente comida y el abrigo necesario, y un poco más de la bebida que precisas, porque la sed es una cosa peligrosa”                         -Jerome Klapka-

Tal y como dice Elsa Punset en el prólogo del libro “Una mochila para el Universo”: he movido cajas de recuerdos, fotos, cosas que ocupaban espacio, y he decidido regalarlas o tirarlas. He hecho limpieza a fondo del pasado, sin sentir nostalgia.. ¿Qué ha cambiado? Pues…he cambiado yo; porque tener las cosas y fotografías en cajas guardadas, es como hacer un tributo al pasado, como un pequeño cementerio en casa.

 

“Quien no es feliz con poco, no lo será con mucho”. –Lao Tse-

He visto una película/documental finlandés muy interesante: “My Stuff” (Lo imprescindible para vivir).

Sinopsis:

Petri tiene 26 años y se siente completamente perdido. Abandonado por su novia, acorralado por una enorme hipoteca y con una tarjeta de crédito al límite, Petri siente que su vida está vacía mientras su piso está lleno de cosas.

Hay algo que echa de menos, así que decide averiguar qué es lo que realmente le falta embarcándose en un experimento con tres reglas: durante un año todas sus pertinencias materiales estarán en un almacén, sólo podrá recuperar una cada día y se prohíbe comprar nada de nuevo.

Pero este no es el tema principal. El tema de Petri, y de todos nosotros, es que deberíamos saber priorizar lo importante de la vida: las relaciones humanas.

En mi caso, hace años me uní al lema de: “Mejor cuanto más grande”, y “Más es mejor”. Una casa grande, dos coches, muchas comodidades y “juguetes” típicos de ese estilo de vida.

Sigue leyendo ¿Cuantas cosas necesito para ser feliz?

Soltera y feliz…¿es posible?

A mi amiga le sorprende el tono con el que se utiliza palabra soltera al referirse a una mujer mayor de 30 años.

…¿Y cuantos años dices que tienes? ¿Y no estás casada?….

Según diccionario de la Real Academia Española la definición de soltera: que no se ha casado; y como definición menos usada: suelta o libre.

O sea que si estás viviendo en pareja pero no estás casada, se supone que estás soltera,        y …libre. ¿A qué resulta curioso?

Hace unos cuantos años esto era impensable…Sólo había dos estatus para las mujeres: casada y solterona.

En este párrafo del libro “Yo sola” de Florence Falk, hay una buena diferenciación:

“Había muchas solteras en las novelas que leíamos, pero ciertamente no nos deteníamos a pensar en ellas. En cambio, identificábamos nuestros anhelos y miedos con la heroína, cuyas oportunidades de casarse estaban con frecuencia en peligro. Por lo general, esta heroína tenía la fortuna, la única fortuna aceptable, de ser deseada y finalmente de casarse con el hombre correcto. Ahí era en donde acababa la historia y cerrábamos el libro. Ese era el futuro al cual todas apostábamos”.

Aquí hace referencia al siglo pasado, sin embargo, este concepto sigue latente hoy en día en el subconsciente colectivo. Sólo hemos de mirar películas o incluso las series de tv para jóvenes y no tan jóvenes, donde uno de los objetivos “vitales” para pertenecer al grupo es saber encontrar una pareja que nos haga sentir deseadas y completas.

Sigue leyendo Soltera y feliz…¿es posible?

Te encuentras paralizada, deprimida…te mueves?

Hay días que me siento sin energía y un poco deprimida, me cuesta moverme y hacer las cosas más sencillas se me hace una montaña.

Soy la suma de mis pensamientos, conscientes e inconscientes. Allá donde van mis pensamientos van mis energías, y si tengo la mente dispersa durante todo el día, por la noche estaré muy cansada. ¿Por qué?

En Estados Unidos se ha realizado un estudio con diez mil estudiantes para evaluar en qué se ocupa la mente humana mientras estamos despiertos, estos son los resultados:

  • 30% del tiempo a recordar los arrepentimientos, los remordimientos sobre lo que tendríamos que haber dicho o hecho
  • 40% del tiempo a soñar nuestra vida en lugar de vivirla realmente.
  • 12% del tiempo temiendo caer enfermos
  • 10% del tiempo a pensar en los pequeños fracasos sin importancia.

O sea el 92% de la energía desperdiciada en cosas que ya NO se pueden cambiar o en un futuro que nunca llegará. Y el 8% restante, de nuestras energías y capacidades para construirnos la vida.

El momento presente es la única realidad que nos permite cambiar la vida.

“No se puede subir una escalera sin moverse del mismo escalón. Primero hay que dejar un escalón atrás para poder acceder al siguiente. Para empezar a caminar hay que levantar un pie. El primer paso es el que más cuesta, el siguiente es más fácil; es el juego de la creación, donde todo cambia y todo se transforma. Basta con observar la naturaleza”.

Sigue leyendo Te encuentras paralizada, deprimida…te mueves?

La risa y la sonrisa

Soy una defensora de la sonrisa, de sonreir porque sí, sin motivo aparente, a pesar de esos momentos en los que el ánimo no me acompaña o el mundo se empeña en  arrancármela de la cara.

Como  soy  una  persona  inquieta  y curiosa,  he indagado  un poco  a ver si  es  que soy una “frikie” o sencillamente forma parte de mi carácter esta forma de pensar.

He encontrado un texto en el libro de Reiki de José Mª Jiménez Solana que me ha encantado, ya que se acerca mucho a mi forma de vivir la sonrisa:

“La sonrisa tiene el poder de transmitir amor y energía positiva hacia quien va dirigida, ya que una sonrisa siempre es un signo de amor y de fraternidad universalmente aceptado. Al sonreir transmitimos energía amorosa y curativa, y el que la recibe se siente acogido y reconfortado por ella. Sonreirte a ti misma aceptándote como eres y queriéndote por ello es como estar permanentemente debajo de una cascada de amor que sientes fluir placenteramente sobre todo tu ser”. (¡¡Me encanta la expresión de una cascada de amor!!)”. El autor en este caso se refiere a una meditación que llama “La Sonrisa Interior”.

La sonrisa y la risa forman parte del idioma universal. Está demostrado que nos favorece en todos los ámbitos de nuestra vida diaria, Elsa Punset en su libro “Una mochila para el Universo” también hace referencia :

“La risa te hace sentir bien, es una recompensa que nos da la naturaleza. Cuando te ríes, generas neurotransmisores y hormonas como la dopamina o las endorfinas, se excita todo el cuerpo y se relajan los músculos. También fomenta la colaboración y la cohesión social porque une a las personas, las entretiene y por tanto las incita a colaborar. La risa también potencia la creatividad, ya que en el humor jugamos con ideas o conceptos de manera creativa”.

¡¡¡Imagínate la de ventajas que tiene!!!

Sigue leyendo La risa y la sonrisa